miércoles, junio 19, 2024
InicioAguachicaDesarticulada banda de extorsionadores en Aguachica: Seis capturados y cabecilla desmantelado
spot_img

Desarticulada banda de extorsionadores en Aguachica: Seis capturados y cabecilla desmantelado


La inteligencia y la colaboración interinstitucional dan un duro golpe al crimen organizado en la región.

Aguachica, – En un exitoso operativo llevado a cabo por el cuerpo técnico de investigación CTI del municipio de Aguachica, Grupo GAULA Santander del ejército y la Policía de Aguachica  se logró la captura de seis personas acusadas de cometer el delito de extorsión. La banda delincuencial había sembrado el terror entre los comerciantes y ganaderos locales, pero finalmente ha sido desmantelada gracias a la valiente denuncia de una de sus víctimas.

Según información recabada, el caso se desencadenó cuando un prominente comerciante de la zona comenzó a recibir amenazas de muerte y extorsiones telefónicas, donde se le exigían grandes sumas de dinero para garantizar su seguridad, la de su familia y la protección de sus bienes. Rápidamente, la víctima puso en conocimiento de las autoridades los detalles de las llamadas extorsivas, permitiendo así la implementación de una estrategia conjunta entre el Grupo GAULA Santander del ejército, la policía de Aguachica, cuerpo técnico de investigación CTI del municipio de Aguachica y la Fiscalía.

Gracias a la coordinación y el trabajo en equipo de estas instituciones, se logró llevar a cabo una operación que culminó con la captura de cinco hombres y una mujer, todos ellos integrantes de la peligrosa organización criminal. Los extorsionadores se hacían pasar por miembros de grupos subversivos al margen de la ley, añadiendo un componente de temor adicional a sus víctimas.

El éxito de esta operación fue posible gracias a la combinación de inteligencia humana y tecnológica. Las autoridades tendieron un inteligente señuelo que llevó a la captura en flagrancia de cuatro de los presuntos delincuentes, identificados como JESUS IVAN MADARIAGA VELASQUEZ de 51 años, natural del Carmen Norte de Santander y residente en Aguachica, Cesar. GABRIEL ANDRES SANGUINO GOMEZ de 20 años, natural de Barranquilla, residente en Curumani, cesar. WILIAN ALFONSO OBREGON TORRES de 25 años, Natural y residente de Gamarra, Cesar. Y RUBIEL BELEÑO TORRADO de 35 años, natural de Gamarra Cesar. Quienes fueron sorprendidos en el momento exacto en que recibían el dinero acordado para no atentar contra la vida y los bienes del comerciante afectado. Estos individuos fueron inmediatamente puestos a disposición de las autoridades competentes.

Sin embargo, el quiebre clave en la investigación ocurrió cuando uno de los capturados decidió colaborar con las autoridades y delató a su jefe. Aprovechando esta nueva información, y con la debida autorización de la víctima, se llevó a cabo una diligencia de allanamiento en la finca del comerciante, donde se logró la captura en flagrancia del presunto cabecilla de la organización, identificado como alias “Kiko” FRANCISCO ADRIAN RAMIREZ JAIMES de 28 años, natural de El Zulia Norte de Santander y residente en El Zulia N.S. y la captura de una mujer identificada como MARBEL SANCHEZ BELEÑO de 26 año de edad natural de San Martin, Cesar y de Cúcuta N.S. Durante el allanamiento, se encontraron pruebas contundentes que vinculan a alias “KIKO” utilizando volantes y panfletos alusivos a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), así como otros elementos probatorios.

Además, se ha revelado que alias “Kiko” utilizaba una astuta estrategia para llevar a cabo sus actos delictivos. Se hacía pasar como administrador de una finca, logrando así ganarse la confianza de su víctima principal. Bajo esta fachada, tuvo acceso a información privilegiada sobre la vida y las actividades comerciales de la persona afectada, lo que le permitió planificar y ejecutar la extorsión de manera más precisa y efectiva. No solo se limitó a su víctima principal, sino que se ha descubierto que alias “Kiko” extorsionaba también a otros comerciantes y ganaderos de la región. Aprovechándose de su supuesta afiliación a organizaciones criminales, generaba un clima de temor y coerción, forzando a las personas a entregar sumas de dinero significativas para garantizar su seguridad y la de sus seres queridos.

Las investigaciones han revelado que alias “Kiko” era un desertor de las disidencias de las FARC y había establecido un modus operandi basado en la extorsión a comerciantes y ganaderos de la región. Utilizando el miedo y la intimidación, se hacía pasar por un miembro activo de la organización criminal, generando un clima de terror entre las víctimas y provocando un daño considerable a la economía local.

El modus operandi de alias “Kiko” revela una preocupante sofisticación en sus métodos de extorsión y una capacidad para manipular y engañar a las personas en su entorno más cercano. Estos hallazgos subrayan la importancia de mantener la cautela y la prudencia al establecer relaciones de confianza, incluso en contextos aparentemente seguros.

Las autoridades continúan profundizando en la investigación para determinar si existen más víctimas y si hay cómplices involucrados en las actividades de alias “Kiko”. Asimismo, se insta a la comunidad a estar alerta y a reportar cualquier información relevante que pueda ayudar a esclarecer otros posibles casos de extorsión vinculados a esta banda delictiva.

Este caso nos recuerda la importancia de ser conscientes de nuestro entorno y de las personas con las que interactuamos. La confianza debe construirse sobre bases sólidas y no podemos permitir que individuos sin escrúpulos se aprovechen de nuestra buena fe y nos sometan a situaciones de extorsión y violencia.

Las autoridades hacen un llamado a la cooperación ciudadana para frenar estas actividades delictivas y se comprometen a brindar todo el apoyo necesario a las víctimas afectadas por alias “Kiko” y su banda criminal. La justicia será implacable en la persecución y el castigo de aquellos que atenten contra la seguridad y el bienestar de la comunidad.

Este importante golpe al crimen organizado en Aguachica demuestra una vez más la eficacia de la labor conjunta entre las fuerzas de seguridad y el compromiso de las autoridades en la protección de sus ciudadanos. Es un mensaje claro de que la impunidad no tiene cabida en nuestra sociedad y de que se hará todo lo posible para garantizar la seguridad y la justicia.

La desarticulación de esta banda de extorsionadores es un paso significativo hacia la tranquilidad y la confianza en la región de Aguachica. Los comerciantes y ganaderos locales pueden ahora respirar más tranquilos, sabiendo que se ha puesto fin a las actividades delictivas de esta peligrosa organización.

La comunidad en general debe permanecer vigilante y no dudar en denunciar cualquier actividad sospechosa o acto delictivo. La colaboración ciudadana es fundamental en la lucha contra el crimen y en la construcción de un entorno seguro para todos.

Las autoridades locales reafirman su compromiso de seguir trabajando incansablemente para erradicar la delincuencia en el municipio y garantizar la protección de sus habitantes. Solo a través de un esfuerzo conjunto y una firme determinación podremos mantener a raya a aquellos que intentan socavar nuestra tranquilidad y bienestar.

RELATED ARTICLES
spot_img
spot_img

Most Popular

Aguachica

Indicativos

Ir al contenido