http://joanpa.com/news/2014/02/aleluya-salimos-de-pobres

¡Aleluya, salimos de pobres!

Decir que los impuestos y el abuso que se comete contra los pobres en su cobro es cosa nueva, es faltar a la rigurosidad  histórica.Tal vez nacieron con el surgimiento de la propiedad privada. Los mandatos de la Biblia señalan que debe aportarse una parte del fruto de la cosecha para mantener la iglesia y los sacerdotes. Los impuestos, como se conocen hoy, aparecen con el surgimiento del estado capitalista. Es decir, si se quiere vivir en un estado capitalista hay que pagar impuestos sobrehumanos.

En Colombia cobran impuestos la nación, los departamentos, los municipios y los otros. El predial unificado es un impuesto que va a las arcas del municipio y es el que en estos momentos le mete la mano al bolsillo de los aguachiquenses de manera desconsiderada.

El impuesto predial sanciona la posesión de inmuebles y se cobra según la base gravable que es el Avalúo Catastral. Entre mayor sea el avalúo de una casa, mayor será el impuesto que se le debe pagar al municipio por ella. La ley 242 de 1995 ordena mantener actualizado el avalúo catastral, pero determina que año a año el incremento tiene que ser menor o igual, nunca mayor, a la meta de inflación proyectada para dicho año. Eso quiere decir que el avalúo catastral para el año 2014 no puede ser mayor al 3% que es la meta proyectada por el Banco de la República.

Por otra parte, Aguachica cobra el impuesto predial al tenor del Acuerdo 039 del 2006 o Estatuto Tributario, que establece que los estratos 1, 2, 3, 4, 5, y 6 pagarán un por milaje del 3, 4, 5,7, 8 y 10 respectivamente. De manera que, cuando se quiera aumentar los recaudos, es fácil contratar un aumento del Avalúo Catastral y listo.

Ese es el regalo que recibieron los aguachiquenses para el 2014: una elevación confiscatoria del Avalúo, para que de esta manera se eleve inhumanamente el impuesto predial que deben pagar por sus casitas. Ante el reclamo que vienen haciendo los afectados,se justificó el alza con la falacia de que los aguachiquenses salieron ganando porque se les elevó su estrato socioeconómico.

No obstante, elevar el estrato de las personas por decreto, es hacerlas millonarias en el papel para que no se den cuenta de que las están arruinando en la realidad. Como estrategia mercantil, vale. Pero no todo vale. La ineficiencia  fiscal no se puede ocultar recaudando recursos a paladas a costa de los paupérrimos ingresos de los aguachiquenses.

Esta antipopular medida no es solo de Aguachica. La han tomado en otras partes, como en Ocaña, pero ante el rechazo unánime de la población, los concejales, sí señor, la culpa no es solo del alcalde, los concejales son tanto o más culpables, por acuerdo, aliviaron el bolsillo de los contribuyentes bajando el por milaje establecido en el estatuto Tributario. Ahora que comienzan las sesiones ordinarias, el Concejo debería tomar la iniciativa de bajar por lo menos 1 punto el pormilaje  establecido en elEstatuto Tributario para el impuesto predial a cada uno de los estratos establecidos.

PRIMER RECREO: En dos meses el departamento comienza la construcción de la alameda por el costado norte de la av. Kennedy. Se gana el gobernador otros aplausos por esta obra. Los comerciantes deben estar  atentos en su diseño para que no se cometan los mismos errores que se cometieron en la alameda del costado sur. Muchos pierden millones porque la trocha (vía sin pavimentar) que dejaron en medio del andén y la alameda, impide que los vehículos lleguen hasta sus establecimientos sin causar traumatismos.

Si la ciclo-vía quedara junto al andén, se podrían organizar tres calzadas; de esta manera los clientes estacionarían sus vehículos más cerca de los negocios, ayudándoles a los comerciantes a que sus ventas en vez de disminuir, se incrementen.

SEGUNDO RECREO: El señor alcalde prometió que presentaría proyecto de acuerdo para bajar las tarifas de alumbrado público de los sectores populares. Ya que inician las sesiones ordinarias del concejo, yo creo en la palabra del mandatario de los aguachiquenses.

CACHADERA DE CLASE: El diezmo no sólo se cobra en las iglesias. El mayor recaudo se logra en la contratación estatal. Es tan descarado este tributo, que cuando el futuro contratista pregunta por el porcentaje de la colaboración, se le responde: “lo que diga el Divino Niño”, por aquello de que está con los brazos levantados mostrando los diez dedos de la mano.                                                                  

Aguachica, febrero 5 de 2014.

Oscar Hernán Pallares Ropero

Oscar Hernán Pallares Ropero

Reparación de lavadoras en Bucaramanga