lunes, abril 22, 2024
InicioPortadalos objetos que todos tenemos en casa y nunca deberían estar cerca...
spot_img

los objetos que todos tenemos en casa y nunca deberían estar cerca del router


EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

La velocidad de la red de internet local puede verse seriamente afectada por mala ubicación.

En el manual de procedimiento ante una pérdida de conectividad de internet en el hogar, la opción de desconectar el router y esperar unos segundos a que se reestablezca el servicio siempre aparece al tope de la lista. Sin embargo, esta receta no siempre trae sus frutos.

En la mayoría de los casos, son los objetos que todos tenemos en casa los responsables de los problemas de conectividad Wi-Fi.

En la actualidad se comercializan diversos tipos de routers, cada uno de ellos tiene sus propias ventajas y desventajas, y la elección del adecuado dependerá de las necesidades y requisitos específicos de su hogar u oficina.

Los de banda única generalmente transmiten la señal a una frecuencia de 2,4 GHz y son adecuados para conexiones básicas de internet y tareas cotidianas como navegación web y correo electrónico.

En cambio, los de doble banda (2,4 GHz y 5 GHz) son ideales para hogares u oficinas con múltiples dispositivos conectados simultáneamente y para aplicaciones que requieren una conexión más rápida y estable, como transmisión de video y juegos en línea.

También hay modelos más sofisticados que son tribanda (una de 2,4 GHz y dos de 5 GHz). A diferencia de los que proveen las compañías prestadoras de internet, estos son ideales para hogares u oficinas con muchos dispositivos conectados y para aplicaciones intensivas que necesitan mucho ancho de banda, es decir, una alta tasa de transferencia de datos para videojuegos online o videollamadas.

Qué es un router Wi-Fi

Foto: Shutterstock


Foto: Shutterstock

Un router wifi es un dispositivo complejo que incluye componentes electrónicos como antenas, procesador central, memoria RAM, un programa (firmware) que garantice su funcionamiento, puertos Ethernet, puerto WAN y fuente de alimentación. Estos componentes trabajan juntos para permitir que los dispositivos se conecten a la red inalámbrica y compartan recursos como internet y archivos.

Si tiene antenas internas, deberás colocar el router de forma horizontal o vertical, dependiendo del diseño del equipo.

Los operadores venden routers que se pueden colocar de forma horizontal, y otros son tipo libro que se deben colocar de forma vertical. Lo que nunca habrá que hacer es colocar objetos encima o en los laterales del router, con el objetivo de que no tengamos problemas de temperatura ni tampoco de obstáculos adicionales.

Al momento de la instalación, el equipo debe estar una altura media, entre 1 y 1,5 metros de alto, es decir, no debe estar ni cerca del suelo ni tampoco sobre el suelo, lo ideal es colocarlo encima de una mesa o mueble, principalmente de madera y con el menor número de obstáculos alrededor.

En el caso de que el router tenga las antenas externas, es recomendable colocarlas de forma vertical y a 45º, con el objetivo de proporcionar cobertura en todas las direcciones de forma vertical, de esta forma, estaremos mejorando la cobertura en lugares por encima y por debajo del router, ideal si la casa tiene varias plantas.

Incluso hay que tener en cuenta que las antenas son omnidireccionales, por lo que emiten en 360º horizontales pero tan solo unos 30º en la vertical, por lo que nos deberemos imaginar cómo están emitiendo.

Dónde colocar un router WiFi

Foto: Shutterstock


Foto: Shutterstock

Hay varios lugares en los que no se recomienda la instalación de un router WiFi en el hogar, ya que pueden interferir con la señal y afectar la calidad de la conexión. Lo mismo sucede con varios objetos que suelen compartir lugar con esta clase de dispositivos y que terminan de perjudicar su rendimiento.

  • Evitar objetos metálicos y dispositivos electrónicos. Uno de los principales enemigos para nuestro router son los espejos, electrodomésticos y muebles con metal, ya que pueden reflejar y debilitar la señal WiFi.
  • Tampoco hay que colocarlo sobre televisores, microondas y equipos de audio, ya sean soundbars o parlantes del tipo Tower. También sería muy recomendable alejarlo de la base de los teléfonos inalámbricos, porque suelen generar también bastantes interferencias en la señal.
  • Alejar el router de cajones o armarios. Como los router WiFi necesitan una buena ventilación para funcionar correctamente, obviamente, no se aconseja colocarlos en lugares cerrados porque puede causar un sobrecalentamiento y, en su defecto, perjudicar el alcance de la señal. Lo mismo puede ocurrir si está en un lugar muy alejado de la casa o departamento donde se utilizan más los dispositivos.
  • Las señales WiFi de 2.4 o 5.8 GHZ no pueden penetrar bien en los muros gruesos y sótanos, esto provoca que la señal inalámbrica pierda calidad y no haya una buena conexión, por lo tanto hay que colocar los routers en lugares despejados
  • Si tiene antenas internas y se coloca de forma horizontal, no se recomienda colocar libros o cualquier obstáculo justo encima, ya que el router no solamente brindará menos cobertura, sino que se calentará mucho más debido a que no tiene ningún tipo de refrigeración.

SL

Mirá también


Source link

RELATED ARTICLES
spot_img
spot_img

Most Popular

Aguachica

Indicativos

Ir al contenido