Terminó diciembre y continua la contaminación auditiva en Aguachica

0
49

En época de diciembre muchos sacaron sus amplificaciones en los locales comerciales para dar a conocer las ofertas y productos de la temporada, pero este continua.

El ruido contaminante que se produce de las amplificaciones en locales comerciales, los vendedores, los mototaxistas buscando carrera, hacen parte del “caos” en que se ha convertido Aguachica

Cada día estamos obligados a convivir más con ella, dañando la calidad de vida de todos con ese sonido excesivo y molesto de los megáfonos de las carretas, los “bafles” o “cabinas de sonido” de almacenes, que produce efectos negativos en la salud auditiva, física y mental de los Aguachiquenses.

Son muchas las quejas de la comunidad, debido a los altos decibeles de ruido que se presentan en los locales comerciales, en algunos sectores de toda la Calle 5a, Calle 6ª, avenida Sabanita y otros sectores del municipio.

La comunidad pide controlar para dar solución a esta problemática que se esta convirtiendo en un problema de salud pública.

La normatividad vigente, por el MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE prohíbe el uso de alto parlantes y amplificadores según lo establecido en el decreto 948 de 1995 en el artículo 44 “ARTICULO 44. Altoparlantes y amplificadores. Se prohíbe el uso de estos instrumentos en zonas de uso público y de aquellos que, instalados en zonas privadas, generen ruido que trascienda al medio ambiente, salvo para la prevención de desastres, la atención de emergencias y la difusión de campañas de salud. La utilización de los anteriores instrumentos o equipos en la realización de actos culturales, deportivos, religiosos o políticos requiere permiso previo de la autoridad competente.”

Se espera que la alcaldía y las autoridades tomen cartas en el asunto, dando orden y realizando la aplicación de los respectivos comparendos y posibles decomisos de estos parlantes a aquellos infractores que incumplan lo estableció en la ley.