Juez acoge argumentos de la Fiscalía y ordena preclusión de la investigación por homicidio del cantante Fabio Legarda

0
114

El artista falleció durante un frustrado hurto en el que también pereció un presunto fletero.


Luego de valorar todo el acervo probatorio presentado por la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado 9 Penal del Circuito Medellín ordenó precluir la investigación que se adelantaba contra el guarda de seguridad Jesús Alberto Alarcón Ocampo, por el homicidio del cantante de reguetón Fabio Andrés Legarda Lizcano, de 29 años de edad, por considerar que se trató de un caso fortuito.

La decisión se apoyó en videos de la escena de los hechos, informes técnicos de balística forense, declaraciones de testigos presenciales y unas 100 fotografías; material que fue presentado por un fiscal de la Unidad de Vida que adelantó la investigación.

La Fiscalía probó que se trató de un hecho impredecible o inevitable, ya que el procesado no quería lesionar al cantante, sino defenderse de la agresión de dos presuntos fleteros, es decir que fue algo ajeno a su voluntad.

Frente al homicidio del supuesto fletero Jorge Hernán Ardila Valencia, de 27 años de edad, el fallador también precluyó la investigación en favor de Alarcón Ocampo, al considerar que disparó en legítima defensa y realizó una respuesta proporcionada ante una inminente agresión, pues vio en peligro su vida; tal como quedó demostrado por la Fiscalía.

El juez de conocimiento ordenó además devolver el arma que portaba el guarda de seguridad al representante legal de la empresa Unotec Ltda.

Investigadores y expertos forenses establecieron que durante los hechos ocurridos el pasado jueves 7 de febrero, en el barrio El Poblado de Medellín, el escolta disparó su arma en 6 oportunidades, de las cuales cuatro impactaron a Ardila Valencia, otro a su presunto cómplice y el último, de manera infortunada, al cantante. Es decir, un disparo no impactó en los delincuentes y fue ese el que le quitó la vida al joven artista.

La investigación también demostró que todos los impactos estaban agrupados, que el escolta tiene sus papeles en regla y que la empresa de vigilancia cuenta con todos los permisos de operación vigentes.

Como se recordará, una semana después de los hechos, la Fiscalía General de la Nación obtuvo medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Juan Sebastián Ramos Duque, de 21 años de edad, quien fue capturado herido cuando huía del lugar en una motocicleta. Ramos Duque fue imputado por los delitos de tentativa de hurto calificado y agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal agravado.