Cabecilla del Clan del Golfo aceptó cargos por homicidio, secuestro múltiple, terrorismo y enriquecimiento ilícito

0
83
Publicidad

Luego de avalar el preacuerdo celebrado entre la Fiscalía General de la Nación y la defensa del procesado, el Juzgado Segundo  Penal del Circuito Especializado de Antioquia sentenció a 20 años de prisión a Carlos Antonio Moreno Tuberquia, alias Nicolás, miembro del estado mayor del llamado Clan del Golfo y hombre de confianza de alias Otoniel, máximo cabecilla de la organización.

Dentro del acuerdo judicial el procesado aceptó ser el determinador de un ataque armado que dejó 5 personas muertas en el corregimiento Nuevo Oriente del municipio de Turbo (Antioquia), el 26 de marzo de 2008. Las víctimas fueron sorprendidas cuando se movilizaban en una camioneta Toyota Hilux, de placas BJI 944.  Entre los muertos figuran un subintendente de la Policía, un patrullero y tres particulares. En el automotor fueron hallados 5 kilos de clorhidrato de cocaína.

Alias Nicolás también aceptó su participación en los siguientes hechos:

  • El secuestro de 25 personas que fueron señaladas como integrantes de la llamada Oficina. Las víctimas, todas de sexo masculino, fueron plagiadas en el municipio de Carepa (Antioquia) a mediados del mes de  marzo de 2008, y liberadas el 5 de abril del mismo año.
  • El homicidio del capitán del Ejército Nacional Mauricio Andrés Lugo López, baleado en la zona de Urabá el 31 de marzo de 2016, durante un paro armado ordenado por el Clan del Golfo en Antioquia, Córdoba y Chocó. El oficial fue atacado cuando estaba de vacaciones con su familia. Durante el paro armado también fueron asesinados 3 policías e incinerados 9 vehículos particulares y de servicio público en los mencionados departamentos.

Alias Nicolás fue capturado por la Dijín de la Policía Nacional el 5 de agosto de 2018, en una finca del municipio antioqueño de San Rafael. En el operativo le fueron incautados $8’400.000 en efectivo, razón por la cual aceptó cargos por enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Los elementos hallados durante las diligencias judiciales de allanamiento y registro  permitieron a la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, la posterior incautación de 10 ametralladoras M60, 20 fusiles y 23 armas cortas.