Gamines de estrato siete

0
119
Publicidad

Germán Vargas tildó de gamín a un uribista, excopartidario suyo, ya que él también fue furibundo uribista antes de ser santista, porque quería saber cosas que todos los colombianos saben: que las regalías se las arrebataron a las regiones para manejarlas desde Bogotá según las necesidades de embadurnar para gobernar.

Vargas tiene conocimiento de causa al tratar de gamín a su interlocutor, ya que es bogotano. Entre mis conocimientos tengo que como gamín se denominaba, no se si se denomina todavía, a los niños bogotanos indigentes que habitan en la calle, con reputación de ladronzuelos, viciosos y sucios.

Proviene de la palabra francesa “gamine,”y se empezó a utilizar después de las investigaciones de un sociólogo francés que estudiaba la infancia callejera en Bogotá en S. XIX. En otras ciudades, estos niños producto de las nefastas políticas estatales que debemos y tenemos que cambiar, reciben otros nombres, tales como ñeros.

Pero viéndolo bien, Colombia es un país de gamines. El vocablo “gamín” se habitúa para, además de referirse a los residentes de la calle, cualquier persona con comportamientos indecentes.Si usted se peyese en pleno sermón, es considerado un gamín por todas aquellas víctimas de la susodicha ventosidad. Si habla con un amigo propinándole un guarapazo de mal gusto, será considerado un gamín. Si sale a la calle descalzoy con una pantaloneta de mala muerte y sin camiseta, muy probablemente su vecina se refiera a Ud. como el gamín. Si usa malas palabras o hace gestos obscenos, por ejemplo durante un partido de fútbol, Ud. es gamín. Si se cuela en la fila, es gamín. Si agarra a trompadas a su mujer, Ud es un gran gamín.

La anterior connotación de gamín tanto la sabe el candidato a vicepresidente como que en el acto donde se peyó contra el araucano que insistía en saber lo que ya sabía, afirmó que “Yo no soy Álvaro Uribe, ni esto es un Consejo Comunal, respéteme”, carajo. “Esto así, con este gamín no se puede”. Por lo oído, los gamines ya son de estrato 7. Para que no digan que Colombia no ha avanzado.

El lenguaje que se viene utilizando, y las forma de hacer política entre los que ya fueron presidentes y no quieren dejar de serlo, es francamente intolerable para una persona decente. Carlos Gaviria acompaña la alternativa Clara a la presidencia proponiéndonos que la política debe ser decente. No solo se irrespetan ellos, sino también a Ud. o a mí, llamándose “aves de mmal agüerol”, “rufián de esquina”, “enemigos de la paz”; “neonazis”, “te doy en la jeta marica”, “me tienen chuzado”; “¿Como fue la tavuel?”; “Lo veo como paniquiaó, perro”; “No mi pez, acabo de tener se’ero bonche”; ”el elefante en la casa presidencial”; “paracos”; “màs guerrillero será tu madrecita, parce”; “Parecen como salidos de alcantarilla”; “¿Y eso perro?”; “Una lámpara que hace tiempo me lleva con la’e mala, pero por gonorrea se ganó la’e chuzo.”; “¿¡Que si ganas!? A ese pirobo ya lo tenia entre piche y piche, sólo faltá’era estrellármelo y vacunarlo…”Huuyy, esta melgambrea me faltonió, tó cará darle fierro.”

Y así tienen la desvergüenza de pedirle a usted, gente decente, que los reelija por sí o por interpuesta persona. ¡Què vergüenza con los gamines!

PRIMER RECREO: Se escucha en la Voz de AGK una pauta que invita a unirnos, pero ya, todos, como lo hemos propuesto en un Pacto por el agua, con la voz autorizada de Rigoberto Quiñones Vargas. Unidos y decididos, los aguachiquenses conseguimos traer la energía eléctrica de calidad de CENS. No es imposible, entonces, ponerle agua al acueducto: es decisión de hacerlo.

SEGUNDO RECREO: Aún lloviendo y la quebrada llena, no han sido capacaes de ofrecer el servicio de agua las 24 horas todos los días. ¿Dónde estará el problema?

CACHADERA DECLASE: El gerente de ESPA anunció que a comienzos del segundo semestre dará la excelente noticia que solucionará el problema del suministro de agua. Estaremos muy atentos.

UNA ESCAPADITA: “Me gusta el olor a muerte”; “Nelson Mandela, un peligroso comunista menos”; “Recuerden, los quiero matar a todos”; “Matar es un arte que no admite sutilezas”; “Hoy comeremos en el infierno”…”Grande Uribe”. Así se expresaba el asesor informático del candidato Zuluaga en twitter.

¿Puede una persona decente votar por un candidato que es asesorado por un “escritor” con instintos criminales? ¿…y hacerlo, habiendo una opción tan Clara?

Oscar Hernán Pallares Ropero
Oscar Hernán Pallares Ropero