El “Rinconcito Morrocoyero”, lugar para tertuliar sobre la historia de Aguachica –

0
40

Esta iniciativa permanece en el tiempo, para que las costumbres y tradiciones del municipio sigan estando a la orden del día

     Con el propósito de que Aguachica tenga bien definida su historia, su cultura, costumbres y tradiciones, el gestor cultural Blas Carlos Gallardo Toledo continúa con la realización de tertulias y conversatorios en el Centro Cultural Eladio Vargas, conocido cariñosamente por propios y extraños como “El Rinconcito Morrocoyero”.

    Este sitio emblemático de la localidad ha recibido a cientos de personas, de todas las edades, quienes han mostrado un interés especial en conocer parte de su historia, del poblamiento de Aguachica, de sus personajes populares, de quiénes han aportado al desarrollo de este municipio.

    En entrevista con este medio de comunicación, Gallardo Toledo, explicó que, “es la misma comunidad la que solicita en algunas ocasiones las tertulias, un espacio donde se da el diálogo, se escucha lo que la ciudadanía sabe de su historia, quienes también preguntan sobre lo que desconocen”.

     El gestor cultural dijo que la ubicación geográfica estratégica que tiene Aguachica “ha hecho que en parte se atente contra la idiosincrasia de este territorio, por eso se hace necesario que quedé escrito y plasmado, la historia del municipio, la fecha exacta de su poblamiento y sobre todo sus tradiciones y costumbres”.

     Fue enfático en que Aguachica sí tiene identidad, solo hay que afianzar y mantenerla, enumerando por ejemplo danzas propias como lo es La Cosecha, la danza del Chulo, sitios naturales turísticos que pese a que existen no son difundidos, una gastronomía propia, entre otros aspectos.

     Uno de los temas que más le preocupan a Gallardo Toledo es el hecho de que los aguachiquenses celebren una fecha de cumpleaños que es incierta, según él, argumentado en registros históricos que hay, pues se habla de que Aguachica fue poblada, no fundada.

      Este llamado lo hace el gestor cultural, porque con el pasar de los años, no tiene el municipio su historia escrita, contada y divulgada, para que las futuras generaciones no pierdan su esencia.

     Finalmente, este personaje que es reconocido en el municipio por su amor y entrega en la parte cultural, espera que Aguachica no pierda sus costumbres y tradiciones, pero sobre todo que sea un referente cultural en la región, con el respeto de sus raíces ancestrales y de su música, como lo es el porro.

     El rinconcito morrocoyero continuará siendo ese espacio especial, que tiene plasmada en sus paredes la Aguachica vieja, contando a través de fotografías cómo se vivía en esta población en tiempos de antaño y siendo relatada por el profe Gallardo.


Source link