lunes, abril 22, 2024
InicioPortada"Fue un error y está terminada"
spot_img

“Fue un error y está terminada”

Sam Altman, CEO de la compañía que revoluciona la inteligencia artificial, argumenta que el home office “no es una buena opción”.

El CEO de OpenAI, Sam Altman, cuya plataforma ChatGPT amenaza con acabar con millones de empleos y varias profesiones tradicionales, no tuvo reparos en atacar una de las formas de trabajo que se instauró con la pandemia de Covid-19: el home office. 

El cerebro detrás de la mayor empresa actual de inteligencia artificial, que desarrolló ChatGPT y DALL-E, fue categórico a la hora de dar su opinión sobre el teletrabajo durante una reciente conferencia organizada por la fintech Stripe: “No es una buena opción para las nuevas empresas”.

Y comentó: “Creo que definitivamente es uno de los peores errores de la industria tecnológica en un mucho tiempo fue que todo el mundo (pensaba que) podía ir de lleno a lo remoto para siempre”.

El teletrabajo, también conocido como trabajo remoto o trabajo a distancia, es una modalidad laboral en la cual los empleados realizan sus tareas desde su hogar u otro lugar fuera de la oficina tradicional. Esta modalidad se potenció en los últimos años debido a los avances tecnológicos y la creciente conectividad; sin embargo, Sam Altman no cree que esta modalidad no debería mantenerse en el tiempo.

Altman es CEO de OpenAI, la compañía detrás de ChatGPT. (Foto: Reuters)


Altman es CEO de OpenAI, la compañía detrás de ChatGPT. (Foto: Reuters)

“Yo diría que el experimento sobre el teletrabajo terminó, y la tecnología aún no es lo suficientemente buena como para que las personas puedan estar llenas remoto para siempre, particularmente en las nuevas empresas”, agregó el CEO.

Altman también señaló que crear nuevos productos es más fácil mientras los empleados trabajaban habitualmente en un mismo espacio de oficina, pero trabajar desde casa considera que solo aumenta la confusión.

La supervisión y el control limitado, los desafíos a la hora de evaluar el desempeño de los empleados y la poca inversión en infraestructura y tecnología para potenciar el teletrabajo son las principales contradicciones que suelen argumentar las empresas sobre el trabajo remoto.

Asimismo, muchas empresas de tecnología de todo el mundo y sus líderes expresaron su preocupación por las condiciones prolongadas del teletrabajo mencionando la falta de creatividad, problemas de formación de equipos y retrasos en los resultados de los proyectos.

Esta no es la primera vez que Altman aprovecha para criticar el trabajo fuera de la oficina. En enero, respondió en una entrevista diciendo OpenAI tiene algunas personas trabajando de forma remota, pero principalmente en persona.

“En mi opinión, la mayoría de las empresas de tecnología que se apresuraron a usar el teletrabajo completo y de forma permanentemente cometió un gran error, y las grietas son empezando a mostrar“, reflexionó Altman.

La Casa Blanca busca limitar a los gigantes de la IA

ChatGPT fue señalada por la Casa Blanca. Foto: REUTERS.


ChatGPT fue señalada por la Casa Blanca. Foto: REUTERS.

Por otro lado, Sam Altman y sus pares de las principales compañías desarrolladoras de plataformas de inteligencia artificial generativa (IAG) fueron señaladas por las autoridades de la Casa Blanca quien llamó a que protejan a la sociedad de los peligros potenciales de sus tecnologías al tiempo que estudia nuevas regulaciones para el sector.

La vicepresidenta Kamala Harris convocó a los directivos de Google, Microsoft, OpenAi y Anthropic para trazar estrategias sobre el impacto de la IA, ante temores de que la industria avance a ciegas en esta tecnología con potenciales riesgos para la sociedad.

“El sector privado tiene el deber ético, moral y legal de asegurarse de la seguridad de sus productos”, indicó Harris en un comunicado tras reunirse con Satya Nadella (Microsoft), Sundar Pichai (Google), Sam Altman (OpenAI) y Dario Amodei (Anthropic) y varios miembros del gobierno.

Harris señaló que la IA tiene el “potencial de mejorar la vida cotidiana y abordar algunos de los mayores desafíos de la sociedad”, pero también podría “aumentar drásticamente las amenazas a la seguridad, reducir los derechos humanos y la privacidad y socavar la confianza pública en la democracia”.

Por su parte -al intervenir brevemente en la reunión-, el presidente Joe Biden advirtió a los empresarios del “enorme potencial y enorme peligro en lo que ustedes hacen”.

“Sé que ustedes lo entienden y espero que puedan informarnos de lo que consideren que es más necesario para proteger a la sociedad, así como para su avance”, agregó el mandatario.

Biden ha insistido al Congreso para fijar leyes con límites más estrictos en el sector tecnológico, aunque estos esfuerzos tienen pocas posibilidades debido a las divisiones políticas.

La falta de regulación le permitió a las empresas con sede en Silicon Valley la libertad de lanzar nuevos productos rápidamente y esto alimentó temores que que la IA pueda causar estragos en la sociedad antes de que el gobierno se ponga al día en este tema.

SL

Mirá también


Source link

RELATED ARTICLES
spot_img
spot_img

Most Popular

Aguachica

Indicativos

Ir al contenido