miércoles, abril 17, 2024
InicioPortadaOpenAI no desarrollará GPT-5 "por algún tiempo", tras el pedido de pausa
spot_img

OpenAI no desarrollará GPT-5 “por algún tiempo”, tras el pedido de pausa

Sam Altman, director ejecutivo y cofundador de OpenAI, confirmó que su empresa no desarrollará “por algún tiempo” GPT-5, el presunto sucesor de su chatbot con inteligencia artificial (IA) GPT-4, después de que un grupo de empresarios del sector tecnológico -entre ellos Elon Musk- solicitaron en una carta de tono apocalíptico que se suspendan durante seis meses los sistemas de IA “más poderosos que GPT-4”.

Altman dijo que a la carta “le faltaban la mayoría de los matices técnicos sobre dónde necesitamos la pausa“, durante una conferencia celebrada en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), a la que asistió por videoconferencia.

Asimismo, aseguró que su compañía no está trabajando en el desarrollo de un GPT-5 por lo que la misiva -que ya ha sido firmada por más de 25.000 personas- le pareció un poco “ridícula”.

Aunque coincidió con la idea de que OpenAI tiene que “moverse con precaución”, ya que hay “un rigor cada vez mayor en cuestiones de seguridad” y eso es “realmente importante”.

“También estoy de acuerdo en que, a medida que las capacidades se vuelven más y más serias, el listón de seguridad debe aumentar”, dijo Altman en el evento de la institución.

Sam Altman, CEO de OpenAI. Foto Archivo


Sam Altman, CEO de OpenAI. Foto Archivo

OpenAI creó ChatGPT y luego GPT-4, un chatbot de IA que puede generar respuestas similares a las de un humano en cuestión de segundos, y Microsoft utiliza su tecnología en su chatbot Bing.

No obstante, el hecho de que OpenAI no esté trabajando en GPT-5 no significa que no esté expandiendo las capacidades de GPT-4.

Para los más preocupados por el rápido crecimiento de estas tecnologías con IA, el anuncio de Altman de que OpenAI no está desarrollando GPT-5 no es de consuelo, ya que la empresa está ampliando el potencial de GPT-4 conectándolo a internet, por ejemplo, y, además, podría lanzar un GPT-4.5, como hizo con GPT-3.5.

Asimismo, OpenAI no es la única empresa que está trabajando en este tipo de herramientas.

“La sociedad ha hecho una pausa en otras tecnologías con efectos potencialmente catastróficos en la sociedad. Podemos hacerlo aquí. Disfrutemos de una larga pausa veraniega de la IA y no nos apresuremos a caer sin estar preparados“, pedía a finales de marzo la carta abierta publicada por el organismo sin ánimo de lucro Future of Life Institute.

La carta fue firmada por Musk, el cofundador de Apple Steve Wozniak y los investigadores estadounidenses Yoshua Bengio y Stuart Russel, entre muchos otros.

Mientras, Musk avanza

El CEO de Twitter, SpaceX y Tesla, avanza con IA. Foto Reuters


El CEO de Twitter, SpaceX y Tesla, avanza con IA. Foto Reuters

A pesar de que días atrás Elon Musk dijo que había que poner un freno a los avances de la inteligencia artificial porque podía generar riesgos para la humanidad, este viernes anunció que quiere unirse a la carrera de chatbots que usan esa misma tecnología (IA) y lanzar su propia empresa para competirle a ChatGPT.

Según fuentes anónimas citadas por el diario Financial Times, el director ejecutivo de Twitter, SpaceX y Tesla tuvo conversaciones con varios inversores de las dos últimas compañías para que participen en esta nueva empresa.

Para el nuevo proyecto, Musk habría asegurado miles de procesadores GPU de alta potencia del fabricante Nvidia.

Los chips GPU son necesarios para construir un modelo grande de lenguaje (“large language model”, abreviado LLM): sistemas de inteligencia artificial capaces de ingerir enormes cantidades de contenido y producir escritura similar a la humana o imágenes realistas, similar a la tecnología que impulsa ChatGPT.

Musk, que también está a la cabeza de Neuralink, un investigador de neurotecnología, y The Boring Company, una empresa emergente de túneles, ya habría empezado a contratar a ingenieros para trabajar en este proyecto, según la prensa especializada.

Hasta ahora, Musk contrató a Igor Babuschkin, un exempleado de DeepMind, y aproximadamente a media docena más de ingenieros.

La nueva empresa de inteligencia artificial está separada de sus otras compañías, aunque podría usar el contenido de Twitter como datos para entrenar su modelo de lenguaje y aprovechar los recursos informáticos de Tesla.

La nueva compañía permitiría a Musk enfrentarse directamente a OpenAI, una compañía especializada en IA de la cual formó parte en el pasado.

Musk es cofundador de OpenAI, fue uno de sus primeros inversores y llegó a ser copresidente.

No obstante, en 2018 se convirtió en una sociedad limitada (LP, por sus siglas en inglés) y Musk dejó su directiva.

Tras la popularidad del ChatGPT lanzado por OpenAI el año pasado, Microsoft anunció en enero una inversión “de miles de millones” de dólares en la empresa y ahora el gigante usa su tecnología.

En un adelanto de una entrevista con la cadena Fox que se emitirá la semana que viene, Musk vuelve a mostrar su preocupación sobre el futuro de la IA.

“La IA es más peligrosa que un mal diseño de la producción de aeronaves o una mala producción de automóviles”, dijo Musk en el extracto publicado este viernes.”En el sentido de que tiene el potencial, por pequeño que sea, de destrucción de la civilización“, añadió.

Mirá también


Source link

RELATED ARTICLES
spot_img
spot_img

Most Popular

Aguachica

Indicativos

Ir al contenido