las dificultades de la conectividad

0
367

Entre 2020 y 2022 la situación empeoró. Cómo es intentar usar internet en zonas aisladas.

La brecha digital entre las zonas urbanas y rurales de América Latina y el Caribe se ensanchó 2 puntos porcentuales entre 2020 y 2022 y continúa siendo un reto urgente para el desarrollo de la región, indica un informe publicado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

El estudio “Conectividad Rural en América Latina y el Caribe”, que recopila datos de 26 países, determina que en 2022 el 79 % de la población urbana cuenta con servicios de conectividad significativa y que en las poblaciones rurales el porcentaje es del 43,4 %, para una brecha de 36 puntos porcentuales entre ambas zonas.

Esto significa que la brecha se ensanchó 2 puntos porcentuales en comparación con 2020 cuando fue de 34 %. En 2020 la conectividad urbana era del 71 % y la rural del 37 %.

El informe, elaborado por el IICA, el Banco Mundial, Bayer, CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Microsoft y Syngenta, señala que a pesar del incremento en la brecha, es importante que la conectividad haya crecido en ambas zonas: 6,4 puntos en las zonas rurales y 8 puntos en las urbanas.

Zonas rurales, marginadas

El estudio ubica en nivel bajo de conectividad rural a Bolivia, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua y Venezuela. Este grupo suma el 30 % de la población rural de los 26 países estudiados.

En la zona media se ubican Colombia, Ecuador, El Salvador, Jamaica, México, Perú, República Dominicana, Paraguay y Surinam. Todos ellos representan el 46 % de la población rural estudiada.

El grupo de alta conectividad lo conforman Argentina, Barbados, Bahamas, Belice, Brasil, Costa Rica, Chile, Panamá, Trinidad y Tobago y Uruguay, que suman el 24 % de la población rural analizada.

El informe destaca que Belice y Barbados registraron aumentos de más del 50 % en los pobladores rurales que ahora acceden a conectividad significativa, mientras que Trinidad y Tobago, Costa Rica, Uruguay y Argentina registraron aumentos de al menos el 30 %.

Yaquispampa: Norberto Robles lleva la pesada e incómoda base de hierro sobre la que irá la antena parabólica. Foto: Fernando de la Orden


Yaquispampa: Norberto Robles lleva la pesada e incómoda base de hierro sobre la que irá la antena parabólica. Foto: Fernando de la Orden

Otros países con mejoras fueron Jamaica, El Salvador, Belice y Perú, que avanzaron del nivel bajo al nivel medio entre 2020 y 2022.

En cantidad de población, el informe indica que en 2020 unas 77 millones de personas rurales carecían de conectividad significativa en la región, mientras que para 2022 la cifra es de 72 millones.

“Resulta alarmante que 72 millones de habitantes de la ruralidad de América Latina y el Caribe no accedan a conectividad significativa”, indicó en el informe el director general del IICA, Manuel Otero.

El informe concluye que mejorar la conectividad y cerrar las brechas digitales de acceso y uso entre zonas rurales y urbanas debe ser una prioridad para el diseño de políticas públicas de los países, pues ello generará beneficios sociales, económicos y facilitará el desarrollo sostenible de los sistemas agrícolas y alimentarios.

El informe indica que “superar la brecha de conectividad y en las habilidades digitales en la ruralidad requiere de la concurrencia de políticas públicas, de la participación del sector privado y de la cooperación internacional”.

“Los países de la región si bien están encarando acciones en materia de actualización de marcos regulatorios y desarrollo de agendas y políticas digitales, no han logrado implementar soluciones a gran escala, y presentan requerimientos importantes en materia de inversiones en infraestructura”, señala el estudio.

Mirá también


Source link