lunes, abril 22, 2024
InicioAguachicaSer Mujer a Veces Duele
spot_img

Ser Mujer a Veces Duele


Por Maryluz Rodríguez Pineda
Directora Fundación Maryluz
Escuchando la voz de mí conciencia hoy me atrevo a escribir estas letras que muy a pesar de mi impotencia, de mi dolor como ser humano y como mujer me inspiran; no llevan sino el objetivo de poner claridad sobre algunas cosas. Debo relatarle a la comunidad que desde el mes de Julio, presenté a la administración municipal un proyecto de la fundación Mary Luz dirigido a la “Prevención y detección del Cáncer de mama” enfocada a la población vulnerable, a esas mujeres de barriada que adolecen no solo de atención especializada sino de información adecuada y oportuna sobre su condición de femenina.
Desde esa fecha he estado esperando una respuesta al apoyo de dicha campaña por la administración municipal encontrando después de llenar todos los requisitos en su mayoría inventados por esa maquinaria burocrática que rodea a la administración municipal caracterizada por ausencia casi permanente de su principal el alcalde, quien delegando en funcionarios con carácter de reyezuelos y tiranillos manejan a su antojo la administración de los recursos que son de todos, alejados de las necesidades y del clamor de la comunidad.
Solo después de tan larga espera he tenido como respuesta que inicie labores en dicha campaña para después de ejecutada pasar una cuenta de cobro, desconociendo la dimensión de la campaña y el carácter serio de los especialistas, médicos Oncólogos y equipos muy sofisticados. Tengo la obligación de desahogarme no como ofensa personal sino ante mi esfuerzo, porque al final no soy yo la defraudada, sino los cientos de mujeres de bajos recursos que anhelaban una atención directa especializada sin salir de esta ciudad, pues sus recursos económicos son tan limitados que el solo hecho de desplazamiento a otra ciudad ya las deja por fuera de la posibilidad de un examen que tal vez permita salvar su vida.
No son estas palabras de rencor, son objetivas, reflexivas y esa misma reflexión me lleva a seguir sin desfallecer tocando puertas en busca del bienestar de mis mujeres, no por esas de calendario de taller de mecánica, sino por esas que tienen pechos para sus hijos a quienes han amantado, esas que han llorado frente un espejo por ver desaparecer su identidad femenina, esas que tal vez estén leyendo estas letras. Seguiré en mi condición de mujer que busca favorecer a otras del mismo género, demostrando que sin tetas también hay paraíso; pero debo confesar mi tristeza y mi desconsuelo por el resultado de mi gestión que insisto no fue poca ante la administración municipal.

Fundacion MaryLuz
Fundacion MaryLuz
RELATED ARTICLES
spot_img
spot_img

Most Popular

Aguachica

Indicativos

Ir al contenido