Mitos y realidades de la cirugía post-bariátrica

0
642

La cirugía plástica post bariátrica o cirugía plástica después de la pérdida masiva de peso no es considerada igual a una cirugía estética.

Es importante aclarar que las personas con pérdida masiva de peso como resultado de una cirugía bariátrica deben ser consideradas como pacientes enfermos, debido a que son muchos las patologías que generalmente padecen como consecuencia de la obesidad, como es la hipertensión arterial, la diabetes, enfermedades respiratorias, metabólicas, reumatológicas y algunos trastornos psiquiátricos como la ansiedad, neurosis, depresión que se pueden ver potencializados con los cambios en su imagen corporal después de la pérdida masiva de peso.

El cirujano plástico Nicolas Ferrer aclara algunas características entre ambos procedimientos, “después de la pérdida masiva de peso se notan secuelas en los tejidos que generan inconformismo en los pacientes como son el exceso y el adelgazamiento de la piel, pérdida de volumen y caída de los tejidos, en ciertas áreas del cuerpo, como son la cara, cuello, brazos, axilas, tórax, espalda, senos, abdomen, muslos y glúteos. Estos cambios en su nuevo cuerpo pueden tener un impacto negativo en la persona afectando su autoestima, su estado emocional, psicológico, su vida social, laboral, sexual, incluso hasta el punto de comprometer su higiene personal, predisponiendo a los brotes e infecciones cutáneas repetitivas”.

Solo cuando se ha perdido más del 50% del sobrepeso y en el momento que cumpla dos o tres meses sin cambios en el peso, es recomendable realizar estas cirugías. Es importante aclararle a los pacientes que este tratamiento puede dejar más cicatrices que una cirugía plástica convencional y en su mayoría los resultados no son una figura 90-60-90, este es un procedimiento que busca mejorar la calidad de vida de los pacientes, que se sientan a gusto con su cuerpo y puedan tener un mejor desempeño en su día a día.

Los cambios físicos que vive el cuerpo después del embarazo, en su mayoría, interfieren en el estado de ánimo y en la autoimagen de la nueva madre. Esto puede ser un motivante para decidir realizarse una cirugía plástica posparto. Por esto, es importante saber cuál es el momento ideal para entrar al quirófano para que sea un proceso seguro para la madre y el recién nacido y se puedan cumplir las expectativas en cuanto a resultados.

Nicolás Ferrer, cirujano plástico y experto en este tipo de procedimientos, recomienda esperar como mínimo 6 meses después del parto y en caso de estar lactando, se recomienda esperar 3 meses una vez finalizada la lactancia, para considerar un procedimiento quirúrgico. Aunque el momento ideal de la cirugía solo puede ser valorado en la consulta médica, en donde se puede analizar la situación de cada paciente, pensando en su estado emocional, su estado físico actual, su compromiso frente a la cirugía, sus expectativas, sus planes a futuro en cuanto a nuevos embarazos y otras circunstancias que podrían tener relevancia en los resultados o en la seguridad de la paciente.

El Doctor Ferrer habla sobre cada una de las partes que pueden ser operadas después de un embarazo: senos: los senos durante el embarazo y la lactancia presentan un crecimiento a expensas de la glándula mamaria.
Abdomen: el abdomen presenta una gran expansión en todos sus componentes para permitir el crecimiento del bebe y darle protección en esta etapa tan importante.
Espalda, muslos y cintura: los cambios hormonales y metabólicos que se presentan durante el embarazo generan un incremento del peso corporal y depósitos grasos en ciertas áreas del cuerpo.

Es importante aclarar que todos estos procedimientos quirúrgicos conllevan algunos riesgos y posibles complicaciones y pueden generar algunas cicatrices. Por estas razones es recomendable asistir a una consulta médica, en donde se puede analizar cada caso y buscar la mejor opción de tratamiento para cada paciente, haciendo énfasis tanto en su seguridad como la del bebe y tratando siempre de ofrecer los mejores resultados acorde a la realidad y a las expectativas de cada paciente.

Información del Dr: Nicolas Ferrer
Nicolas Ferrer es MEDICO CIRUJANO de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia y CIRUJANO PLÁSTICO de la misma Universidad en el programa del Hospital Universitario de La Samaritana. Realizó parte de sus estudios de Cirugía Plástica en la Universidad del Sur de California (USC) en los Ángeles, California, en la Universidad de Standford en Palo Alto, California y en el Hospital Armand Trosseau en Paris, Francia.

Deja un comentario