El Cesar, departamento donde regalías, elefantes blancos y corrupcion son sinónimo

0
80

El Cesar, departamento donde regalías, elefantes blancos y corrupcion son sinónimo

A pesar de las protestas de la comunidad por la falta de agua potable, de atención en segundo nivel de salud, la conclusión de obras de importancia en hospitales, escenarios deportivos e instituciones educativas, fija los ojos del país sobre esta región de Colombia, rica en regalías pero pobre en desarrollo.

Decenas de obras fueron levantadas desde 2010 sobre promesas de inversión pero hoy en ellas sólo hay desidia, Falta de control y no hay respuesta del actual gobierno departamental.

Entre humor e ironía los habitantes del Cesar, del puente salguero hacia el sur enumeran esos elefantes. En el Cesar aún hay municipios que transportan el agua para su consumo, en canecas o se tiene que bañar a totumadas, como sucede en las localidades de Bosconia y La Paz, donde el líquido les llega procedente de Valledupar en camiones, vehículos de pasajeros y particulares.

El departamento del Cesar, según el reporte de la Agencia Nacional de Minería, ha recibido en los últimos ocho años, 2 billones 166 mil 925 millones de pesos por concepto de regalías del carbón, cifra que bien hubiera servido para garantizar el servicio de agua potable con calidad, mejoramiento de la infraestructura educativa, salud y saneamiento básico para sus habitantes. Sin embargo, siguen padeciendo de estas necesidades.

La mayor parte de los recursos han sido dilapidados en obras inconclusas, contratos irregulares y apropiación de los dineros, especialmente en los municipios productores, donde a pesar de la riqueza minera, registran altos niveles de pobreza, ni siquiera cuentan con acueductos y alcantarillados óptimos, como el caso de Chiriguaná, donde se desperdiciaron los recursos en proyectos que no terminaron de ejecutarse.

Para los habitantes los organismos de control, solo son una manera de hacer millonarios a unos pocos, pues las investigaciones adelantadas nunca arrojan un resultado positivo sobre el destino de los recursos, determinando cuantiosos detrimentos.

Desde 2004 hasta 2012, el Cesar recibió los más de 2 billones de pesos, de ellos un billón 147 mil 591 millones le correspondieron a la Gobernación; 306 mil 237 millones de pesos al municipio de Chiriguaná; 292 mil 374 millones de pesos a La Jagua de Ibirico; 52 mil 975 millones a Becerril; 62 mil 664 millones más a El Paso; 5 mil 108 millones a Codazzi.

Regalias Petroleo