http://joanpa.com/news/2017/01/boicot-la-herramienta-manual-efectiva-boycott

Boicot, la herramienta manual efectiva contra boycott

“Pero lo que yo haga no hace ninguna diferencia, soy sólo una persona”

El Capitán Inglés Charles Boycott practicaba su política cruel de recaudación de impuestos en un grupo arrendatarios de tierras irlandeses, quienes se negaron a pagar y trabajar las tierras, logrando aislarlo social y económicamente, hasta conseguir el beneficio general que requerían, es tal vez el origen de la acepción dada a tal efecto. Boicot a Boycott.

Quizá, uno de los referentes más simbólicos para indicar qué es un “boicot”, es el caso de la negra Rosa Parks, en EEUU el 1 de Diciembre de 1955, su acción sirve para definir que la voluntad y decisión radical de un  individuo al oponerse a un sistema que le oprime, es fundamental para que inicie, cual contagio virulento el firme y decidido ejercicio de boicotear las injustas disposiciones de quien tenga el poder y gobierna, así los ciudadanos se presentan con iniciativas de resistencia no violenta planteadas a corto o medio plazo, tras de un objetivo.

Rosa, no cedió el puesto al hombre blanco en el autobús, y fue a la cárcel, pero tal determinación sirvió para que Luther King organizara protestas contra la segregación negra en los autobuses públicos de Montgomery, por 382 días treinta mil afroamericanos hicieron marchas de hasta nueve kilómetros pregonando “Mis pies, cansados. Mi alma, ¡liberada!”. No sobra decir que prácticamente la economía del transporte colapsó y antes de un año se declaró a la discriminación en contra de la Constitución.

Que la sociedad se decida a  boicotear a un gobierno es difícil, por los intereses disímiles de cada individuo, pero los gremios si podrían establecer tal acción, si el sacrificio y capacidad de aguante, están entre sus presupuestos,  hasta lograr el objetivo.

Se  podría pensar en utilizar el boicot para forzar cambios en la política de un gobernante, usarlo como  herramienta económica, contra quienes tienen el control de la hacienda, suspender el pago de impuestos, no comprar consumibles bajo control gubernamental, no hacer nada y esperar. Tiene el riesgo de que se convierta  en “huelga”, cuya connotación es diferente y podría terminar en pingüe negociación o en escarnio represivo con la consabida dilución del evento.

Los boicots son en realidad actos de guerra, se pretende atacar a un enemigo donde más le duela y sea vulnerable, por ello requiere de mucha madurez política y autonomía social, para que en su proceder no sea confundido con el sabotaje por ejemplo o con actos de terrorismo y no termine el gobierno sancionando bajo  la egida de ilegal protesta social, porque se afectaron bienes públicos y a la propiedad privada.

En un pasado muy reciente, un caudillo paisa intentó bajo la figura de resistencia civil, conmocionar las bases del gobierno, pero nunca explicó ni definió los sectores que se verían afectados y la metodología a ser aplicada  por el ciudadano. Tal vez la disyuntiva de elegir entre Gandhi como gestor de la desobediencia civil y Maquiavelo pendiente de intrigas y engaños,  para mediatizar a su favor, no dieron ese paso que bien pudo ser un buen comienzo.

El boicot exige agrupar a los usuarios de cada sector productivo o político, para que pacíficamente intervenga negativamente la acción gobiernista, menudo enredo que podría afectar en retorno a la misma sociedad,  y a sus líderes.

Lo que menos puede faltar en esa acción decidida de boicotear, es la disciplina y dedicación del pueblo, de resto todo queda en romanticismo y memes en las redes sociales, las cuales si podría ser boicoteadas por el gobierno a su antojo.

Enero 2 de 2016

alfonsosuarezarias@gmail.com

@SUAREZALFONSO

ALFONSO SUAREZ ARIAS

ALFONSO SUAREZ ARIAS

error: ¡El contenido está protegido!
Reparación de lavadoras en Bucaramanga