http://joanpa.com/news/2015/09/al-periodista-ocanero-nahun-sanchez-por-opinar-le-adelantan-un-proceso-por-injuria-la-flip-rechaza-la-censura

Al Periodista ocañero Nahún Sánchez por opinar, le adelantan un proceso por injuria. La FLIP rechaza la censura

Al Periodista ocañero Nahún Sánchez, por opinar se le adelanta proceso judicial
Por expresar en una columna algunas inconformidades de lo que ocurría al interior de la organización de las fiestas en Ocaña, el periodista de ese municipio Nahún Sánchezy  le siguen un proceso en los estrados judiciales por injuria.

Este medio se une al clamor de otros medios y se solidariza con el comunicador. Pidiendo respeto por el Principios de Libertad de Expresión,  consagrado en el artículo 20 de la Carta Política.

Artículo 20 de la Constitución Nacional. “Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura.”

Aquí la comunicación de la FLIP, Fundación para Libertad de Prensa

La FLIP rechaza que, por opinar, al periodista Nahún Sanchez se le continúe un proceso por injuria.

Este martes 8 de septiembre, en la ciudad de Ocaña, Norte de Santander, se realizará una audiencia de imputación contra Nahún Sánchez por el delito de injuria. Al comunicador se le quiere condenar penalmente por lo escrito en tres columnas de opinión, publicadas en el 2012 en distintos medios del departamento. En ellas el periodista criticó la gestión del entonces secretario de educación de Ocaña, Rafael López.

La Fundación para la Libertad de Prensa –FLIP– recuerda que el uso de acciones judiciales contra periodistas, por razón de lo que escriben o dicen en su oficio, puede constituirse en una forma indirecta de censura. Al respecto, la Declaración de Principios de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH – dice que las “presiones directas o indirectas dirigidas a silenciar la labor informativa de los comunicadores sociales son incompatibles con la libertad de expresión”.

Con lo anterior no se quiere desconocer el derecho de cualquier ciudadano para adelantar procesos judiciales. Sin embargo, sí se resalta que las autoridades locales y los funcionarios públicos deben guardar respeto y tolerancia cuando las publicaciones de los periodistas tratan asuntos relacionados con sus cargos, pues los temas de la administración pública y del manejo de recursos públicos son de interés general para la comunidad.

Por eso mismo, la FLIP le recuerda a los jueces y fiscales que, al momento de decidir sobre procesos relacionados con publicaciones periodísticas, deben aplicar los estándares de libertad de expresión desarrollados en diferentes sentencias, como el de valorar el interés público de los asuntos que tratan los artículos bajo estudio (sentencia C-442 de 2001).

Sobre otros estándares aplicables, la Corte Constitucional en distintos momentos ha advertido que los funcionarios públicos son figuras de interés general para la comunidad, por lo cual es de esperar que tanto sus actividades públicas como su vida privada sean observadas de manera más minuciosa por la sociedad (sentencias T-066 de 1998 y T-036 de 2002).

Por otra parte, debe resaltarse que el periodista Nahún Sánchez se expresó a través de columnas de opinión, a las cuales no se les puede exigir el mismo nivel de imparcialidad y veracidad que a una nota informativa (sentencia C-417 de 2009).

Basada en lo dicho por la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la FLIP insiste en que las acciones penales no son formas adecuadas para deliberar con la prensa, ni para confrontar versiones con los periodistas. Se tratan de mecanismos excesivos para el derecho a la libertad de expresión y de información, pues terminan por amedrentar la confianza necesaria para ejercer el oficio de informar y opinar.

El caso de Nahún Sánchez

En el año 2012, el periodista Nahún Sánchez escribió tres columnas en diversos medios de Norte de Santander, entre ellos el diario La Opinión de Cúcuta, cuestionando al entonces exsecretario de educación de Ocaña, Rafael López. Las columnas criticaban la planeación de las fiestas de fin de año en el municipio, pues se decía que no había claridad en las cuentas de la contratación de la empresa organizadora.

En febrero de 2013, el señor Rafael López presentó una denuncia por injuria y calumnia en contra del periodista, y, no siendo poco, en mayo del mismo año presentó otra por el delito de falsedad. La Fiscalía General ha considerado únicamente imputar el de injuria.

En octubre del año 2013, la FLIP hizo pública su preocupación por las dificultades para la libertad de expresión en Norte de Santander. En ese entonces se advirtió que las denuncias penales contra periodistas se habían convertido en una herramienta para coartar el oficio de los periodistas de la región. En ese momento, de 5 casos que se reportaron en el departamento sobre acoso judicial contra la prensa, 3 se presentaron en el municipio de Ocaña, todas por informaciones y opiniones sobre el gobierno municipal. La denuncia contra Nahún Sánchez es una de ellas.

Periodista ocañero Nahún Sánchez

Periodista ocañero Nahún Sánchez

error: ¡El contenido está protegido!
Reparación de lavadoras en Bucaramanga