http://joanpa.com/news/2015/04/tame-cuna-de-libertad-y-paz

Tame Cuna De Libertad Y Paz

TAME CUNA DE LIBERTAD Y PAZ

ALONSO OJEDA AWAD

Gracias a los esfuerzos académicos y pedagógicos realizados por el sociólogo escritor  tameño Leonel Pérez Bareño, junto a un destacado grupo de profesores que lideran: Jairo Rozo como secretario  de  cultura y Silvino Riscanevo, nos permitió reunirnos  en el histórico municipio de Tame  Arauca, a los  escritores y analistas políticos: Alfredo  Molano, Celso Román,  Jorge Eliecer Pardo, la psicóloga infantil Elsa Castañeda Bernal y Alonso Ojeda Awad. La razón fundamental de este significativo encuentro realizado en la Biblioteca virtual del municipio fue la de confrontar visiones a la luz de los últimos acontecimientos que se vienen  dando en los diálogos de Paz de La Habana, Cuba, entre los delegados del  gobierno del Presidente Santos y miembros del Secretariado general de las FARC.  Fue un seminario de dos días, de intenso trabajo, donde participó activamente la sociedad tameña representada por  grupos de rectores y maestros de las escuelas y colegios  en los que  se forman los jóvenes llaneros que muy pronto asumirán la conducción política y social de su departamento y sus regiones.

Alfredo Molano Bravo conocido escritor y analista en los temas de violencia y Paz, realizó un cuidadoso resumen de las largas conversaciones de La Habana, mostrando los avances y las dificultades en  cada uno de los tres puntos del Acuerdo ya aprobados. Fue claro en decir que las Farc no aceptaran por ninguna circunstancia ser sometidas a prisión, pues ellos consideran que  han sido más víctimas que victimarios. La verdad histórica enseña como amplios sectores del campesinado pobre fueron obligados por duras exigencias de violencia,  económicas, políticas y sociales  a  irse a la lucha armada como único camino que les permitiera conservar la vida  y luchar por la dignidad de sus familias, tantas veces pisoteadas por un Estado que ha permanecido indolente a sus justos reclamos sociales.  Frente a la entrega de armas por parte de la guerrilla manifestó: Según ellos es ilusa esta posición, la perspectiva realista es la de aceptar el silenciamiento de las armas, mientras el mismo proceso de Paz va abriendo nuevas y creativas circunstancias que faciliten el tránsito de la lucha armada a la lucha política. Por tal motivo los guerrilleros están decididos a dar pasos hacia la construcción de procesos políticos,  donde se aprovechen correctamente los caminos electorales que permitan consolidar una verdadera opción de nuevas fuerzas alternativas, con la posibilidad real de trabajar por llegar a la presidencia de la república, como lo han hecho otros pises latinoamericanos, Uruguay, Salvador, entre otros.

A continuación me correspondió  intervenir , momento en el que manifesté: Debía ser muy profunda la crisis social y política que vivía la nación colombiana para que un sacerdote de la talla moral, intelectual y  académica de Camilo Torres Restrepo, hubiese comprendido que  el cierre de las vías democráticas y legales era total para que después de  construir un Frente Unido del Pueblo, decidiese  optar por  la insurrección armada como la única salida que le dejaban a los sectores humildes y desarraigados de la sociedad colombiana, en la búsqueda  de un futuro con mejores realizaciones.    Fue necesario esperar hasta la Constitución Política de 1.991, que derogó la vieja y reaccionaria Constitución de 1886 que negaba los espacios políticos a las organizaciones no  inscritas en la hegemonía liberal conservadora. Manifesté mi defensa a la Constitución del 91 dado que fue la que derribó las compuertas que impedían el libre ejercicio de las libertades públicas, gracias a ella el gobierno nacional puede adelantar procesos de paz con los insurgentes, tal como viene ocurriendo en La Habana, Cuba. Tenemos el deber moral de ayudar a encontrar los caminos de la Paz para que la presente y futura generación de jóvenes no tenga que vivir y pagar el alto costo de lo que significa una guerra fratricida como la que padecemos.

A continuación intervinieron los escritores y novelistas Jorge Eliecer Pardo y Celso Román Bazurto, ambos profundos conocedores   de la historia y la realidad social del conflicto armado. El primero, leyó partes de su obra “Velos de la memoria”, una crónica desgarradora de las interminables masacres que han sufrido nuestros campesinos y donde el dolor presente y terebrante de los muertos sigue acompañando la esperanza de un país en Paz hacia el futuro.  Celso Román haciendo gala de una prosa genuina y autentica asumió desde una visión ecologista la construcción de nuevos espacios pedagógicos, donde los niños ayuden a la tarea de reconstruir el ya maltrecho espacio de la naturaleza como base de un humanismo reparador y salvador de la vida en el planeta. Este ciclo de profundas reflexiones fue cerrado con la magistral intervención de la psicóloga infantil Elsa Castañeda Bernal quien en amena y palpitante disertación,  estuvo acompañada de múltiples mujeres madres de familia, quienes han padecido en carne propia los horrores de la guerra y como un homenaje a ellas describió los casos dolorosos de niños y niñas que han sido testigos mudos del asesinato de sus seres queridos, mostró las profundas huellas de la  tragedia que han marcado la vida infantil de estas hermosas e inocentes criaturas. Enseñó como a través del arte y la literatura, los niños y niñas, van expresando ese mundo de horrores y temores. De este modo, con la presencia y acompañamiento solidario de quienes tienen esta hermosa tarea de ayudarlos, ellos van superando poco a poco el trauma y van saliendo adelante para asumir los nuevos y complejos retos que les plantea una sociedad  dura e indolente como la colombiana.

El público asistente conformado por representantes de las fuerzas vivas y dinámicas de Tame y sus  alrededores participó activamente en el coloquio de discusión,  demostrando ser una sociedad que con toda razón hace honor a la frase de saludo del Libertador Simón Bolívar, cuando se encontró por primera vez el 12 de junio de 1819 con el general Francisco de Paula Santander, en la tarea de organizar el Ejército Libertador y llamó a  Tame “Cuna de la libertad”.

Regresé a Bogotá convencido que mientras existan hombres y mujeres como los de Tame, Arauca,  comprometidos seria y juiciosamente  en adelantar las tareas de una verdadera “Pedagogía de Paz y de convivencia ciudadana”, los diálogos y Acuerdos de La Habana, Cuba,  tendrán un verdadero y genuino respaldo de estos amplios sectores sociales que como pocos  invierten sus mejores esfuerzos en la tarea de construir y consolidar  la Paz de Colombia.

Ex. Embajador de Colombia en  Europa.

Vice. Presidente del Comité Permanente de los Derechos Humanos CPDH.

Abril 13 de 2015

error: ¡El contenido está protegido!
Reparación de lavadoras en Bucaramanga