http://joanpa.com/news/2014/11/la-batalla-internacional-por-la-liberacion-de-presos-politicos-en-venezuela

La batalla internacional por la liberación de presos políticos en Venezuela

Por: David Baracaldo Orjuela

Dos alcaldes denuncian desde Colombia los vejámenes que soportan Leopoldo López y Daniel Ceballos.

Alcaldes de la oposición venezolana emprenden una campaña internacional para conseguir apoyos y voces globales que faciliten la liberación de los líderes políticos Leopoldo López y Daniel Ceballos, presos políticos en Venezuela, prisioneros del gobierno de Nicolás Maduro acusados de desestabilizar al país y causar muertes violentas durante las protestas que los sacudieron a inicios de año.

A Colombia llegaron la alcaldesa de San Cristóbal (Táchira), Patricia Gutiérrez de Ceballos, y el gobernante del municipio El Hatillo (área metropolitana de Caracas), David Smolansky, quienes participarán en la Cumbre Hemisférica de Alcaldes y el VIII Congreso Latinoamericano de Ciudades y Gobiernos Locales que se realiza en Santa Marta.

KienyKe.com consiguió hablar con los dos gobernantes quienes denunciaron la difícil situación de derechos humanos que enfrentan los sectores disidentes al gobierno bolivariano.

El alcalde Smolansky –quien también es líder nacional del partido Voluntad Popular, al que hace parte Leopoldo López- discutió con este medio sobre la situación política y económica del vecino país, mientras que Patricia Gutiérrez se refirió a la situación humanitaria de su esposo, Daniel Ceballos, quien comparte presidio con Leopoldo López.

Lea también: El enemigo de Maduro que peleará desde la cárcel

“Leopoldo ya no es una papa caliente; es una papa hirviendo para el gobierno de Venezuela”

David Smolansky es el alcalde más joven del país (29 años), y vocero nacional del partido de oposición más fuerte, Voluntad Popular, que integra la llamada Mesa de Unidad Democrática, o gran coalición antichavista.

-¿Qué tan efectiva ha sido su campaña para conseguir la liberación de Leopoldo López y Daniel Ceballos?

-Ha sido muy intensa  desde febrero. Ha tenido distintas manifestaciones, protestas y asambleas ciudadanas en el país exigiendo liberación a los presos políticos, exigiendo además  que se garanticen los derechos humanos en Venezuela. Lo que siempre he dicho es que en Venezuela sobran las razones para protestar: tenemos la inflación más alta de la región, hay un secuestro de los poderes públicos, hay una persecución y represión a quienes pensamos diferente.

-El Gobierno de Nicolás Maduro se las está arreglando para evitar hacerle caso a la ONU, que en una resolución les pidió liberar a López. ¿Cómo ustedes van a luchar contra esas ‘leguleyadas’ que dilatan el proceso y desafían la autoridad de Naciones Unidas?

-En Venezuela uno de los principales problemas que tenemos es que la justicia no es autónoma. Está sometida a los intereses del Ejecutivo nacional, que está politizado y por eso los índices de impunidad en Venezuela están en el 90%. Aunque Venezuela celebra por lo grande que fue aceptada en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero esa misma organización le está pidiendo la liberación inmediata de Leopoldo López y Daniel Ceballos y nada que se cumple. Nos toca seguir levantando la voz.

-¿Pero entonces al gobierno de Venezuela no le importa la presión internacional?

-Hace tres años Leopoldo López vivió otra injusticia cuando la Corte Interamericana de Derechos Humanos sentenció a su favor y dijo que él no estaba inhabilitado políticamente. A pesar de eso, el tribunal supremo de justicia no le prestó atención y dijo que lo mantenía inhabilitado.

-Aunque la Venezuela de Chávez siempre fue muy crítica de la OEA, pero ¿de la ONU también?

-El escenario ha cambiado un poco. Recordemos que Nicolás Maduro fue Canciller por más de seis años; sabe muy bien lo que repercuten los pronunciamiento que ha habido desde el plano internacional.

Leopoldo Lopez

Desde el 18 de febrero, Leopoldo López permanece recluído en la cárcel militar de Ramo Verde. 

-Y ¿cuáles repercusiones cree que temería?

-Que a esta causa se sumen más y más gobiernos. Ya han hablado a favor de Leopoldo Barack Obama, la Casa Blanca, Ollanta Humala, José Miguel Insulza, Mariano Rajoy, el Papa Francisco, organizaciones y personas que no van a defender a un delincuente, ni un asesino como han querido tildar a Leopoldo López, sino a dirigentes que defienden valores democráticos.

-Pero le insisto, ¿cuáles repercusiones puede temer Maduro para que lo hagan cambiar de opinión y liberarlos?

-El riesgo de sanciones. Es probable que haya nerviosísimo al interior  del gobierno venezolano porque Leopoldo se les ha convertido en un  problema, tanto si lo liberan o si lo mantienen en la cárcel, por su proyección no solo nacional sino internacional.

-Una papa caliente…

Ya no es papa caliente, es papa hirviendo. Por donde sea, Leopoldo López es un problema para Nicolás Maduro; lo convierte en un mártir, un hito, mientras permanece en Ramo Verde. Si lo libera, sabemos muy bien que es un liderazgo que trasciende las fronteras.

Lea también: De la cárcel a la Presidencia

-Hace un tiempo, durante el gobierno de Hugo Chávez, se insistía en que en Venezuela no había presos políticos. Hoy por Hoy, ¿cuántos cuentan ustedes?

-Además de Leopoldo López y Daniel Ceballos, está el exalcalde del Municipio San Diego, Vicencio “Enzo” Scarano. Iván Simonovis también. Hay policías acusados injustamente por el 11 de abril de 2002, y cuando se suman, estamos hablando de más de 30 presos políticos.

-¿Ustedes mantendrán la resistencia? ¿Por las protestas que se anuncian, cree que habrá otro 12-F?

-Cada manifestación y cada expresión popular tiene sus propias características. No podemos decir que si vuelve a haber gente masivamente en la calle va a haber otro 12-F. El 2014 parece ser el año de más protestas en los 15 años de revolución bolivariana. Estamos convencidos que no podemos llevar una política pasiva o conservadora; estamos enfrentando un modelo único en el mundo, con recursos ilimitados gracias al petróleo, y la mayor expresión que podemos hacer con millones de venezolanos es en las calles exigiendo justicia, libertad, democracia.

-¿Qué piensan del silencio de Juan Manuel Santos frente a su causa?

-Es inaceptable, lamentable y vergonzoso. Venezuela y Colombia son países hermanos de una relación de siglos, nacimos juntos como nación, vivimos conflictos que nos afectan a ambos; ver la actitud del gobierno de Juan Manuel Santos ante lo que está ocurriendo en Venezuela, no genera otra cosa que indignación por parte de quienes queremos vivir en democracia, en justicia. Ha apelado al pragmatismo político y ha buscado tener una relación a conveniencia con Nicolás Maduro, pero traicionando convicciones que quizás fueron las que lo llevaron a ser presidente y ser reelecto.

-¿Qué cercanía tienen ustedes como principal partido de Oposición con el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez?

-Tenemos buenas relaciones con todos los dirigentes y políticos no solo de Colombia sino de América Latina. Cuando se trata de Derechos Humanos y libertad de expresión, esto trasciende partidos e ideologías. En el mundo hay temas donde distintas corrientes coinciden. Nos vamos a seguir reuniendo con quien nos tengamos que reunir para seguir expresando lo que ocurre en Venezuela.

-¿Qué opina la oposición del incremento en un 15% del salario mínimo en el país? ¿Creativa o desesperada medida para enfrentar la pobreza en el país, por causa de la baja bonanza petrolera?

-Es una medida negativa. Estamos por cerrar el año con la inflación más grande la región y posiblemente del mundo. Un aumento del 15% no solventa el bolsillo. Y en lo político es una medida perversa de parte de Nicolás Maduro. Venezuela tiene 335 municipios, el viernes 31 de octubre, como nos exige la ley, los alcaldes presentamos el presupuesto para el año 2015 y hacemos nuestras estimaciones para el año que viene. Pero increíble que a dos días que presentamos el presupuesto, Maduro aumenta el mínimo, destruyendo nuestras cuentas. No nos permitió planificar.

-¿Pero ustedes sí creen a los que predicen una próxima crisis económica en Venezuela?

-Es bastante probable. Los índices de escasez son del 30% y en rubros como leche, huevos, harina café llega al 80%. La escasez de repuestos de vehículos llega al 90%. Súmale la destrucción al aparato productivo nacional; una economía dependiente del petróleo y el precio del barril cae vertiginosamente.

David Smonlansky

El alcalde David Smolansky hizo un ejercicio de demostrar por qué el salario mínimo, a pesar del aumento del 15%, no alcanza ni siquiera para cubrir las necesidades básicas de los venezolanos. Escuche el cuestionario sobre ¿cómo vive una familia venezolana con 5 mil bolívares?:

Fuente cortesia :kienyke.com

error: ¡El contenido está protegido!
Reparación de lavadoras en Bucaramanga