http://joanpa.com/news/2013/12/mas-sirvientas

¡no mas sirvientas!

¡NO MÁS SIRVIENTAS!

En mi casa nunca tuvimos persona alguna que ayudara en las labores domésticas. O las hacía mi mamá o nosotros le ayudábamos con ellas. En las ocho oportunidades en que un nuevo vástago llegó al hogar, escasamente alguna allegada se avenía a colaborarle a mi mamá mientras duraban los 40 días reglamentarios del post parto. Otras allegadas, en las conversaciones de visita, siempre inquirían: ¿Y por qué no te consigues una sirvienta? Otras se referían a ellas como guisas. Conozco casos de muchachas que una vez se casaron con un pudiente, contrataron a alguien para que les ayudara en la casa, e inmediatamente les daban trato peor que el que ellas a su vez recibieron cuando trabajaban en casas de familia.

Mi mamá, volviendo a mi estancia materna, reforzó en los hijos varones, lo que a ella las mujeres que la criaron también le reforzaron: los hombres son para la calle y la mujer para la casa. Con eso se decía todo; por ello se dice que, para machistas, las mamás.

Desde mis vivencias por aquellas épocas, han transcurrido casi tres generaciones y todo sigue igual. El irrespeto por la dignidad de las personas mujeres, empezando por el trato, no ha mejorado sustancialmente. Y del maltrato verbal a la violencia física no hay sino un grito.

El lenguaje con que nos relacionemos con las personas es un soporte sicológico para el trato físico que de forma natural les proporcionemos. Si desde aquel, el trato es considerado, seguramente que éste será de cuidado a su integridad física.

A pesar de que se ha avanzado en la comprensión del fenómeno como un problema social que trasciende la esfera de lo privado, dice María Elvira Samper, y hoy se tienen leyes que protegen a la mujer de la violencia y la discriminación, y garantizan el ejercicio pleno de sus derechos, la violencia  no solo sigue siendo una pesadilla para ellas sino que se sigue reproduciendo como mala hierba en buenas tierras.

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se requiere garantizar más y mejor educación para las niñas, única manera de conseguir que cuando sean madres, si lo desean, les enseñen a sus hijas, y  a sus hijos, que la mujer no es ninguna sirvienta. Sólo así la lucha por la no violencia contra la mujer tendrá un soporte social femenino preparado para afianzar desde la casa los triunfos que se obtengan en dicha confrontación.

PRIMER RECREO: A toda la comunidad de Río de Oro, dos agradecimientos muy grandes: uno por el apoyo a los estudiantes del colegio nacional Alfonso López Pumarejo para que se ubiquen por segundo año consecutivo como primeros en el municipio en las Pruebas Saber11, y como uno de los mejores del departamento; y dos, por la majestuosa realización de la XXXIII Semana Cultural.

SEGUNDO RECREO: Volvió a la normalidad el Concejo Municipal. ¿Será que ahora sí se estudiará seriamente el proyecto de presupuesto; y el Plan Básico de Ordenamiento Territorial; y la protección del Bosque El Agüil; y la implementación del servicio de transporte urbano; y….?

 

CACHADERA DE CLASE: Culminaron dos años; queda esperar que dos restantes sean igual a cuatro. Difícil aritméticamente pero, posible administrativamente.

     Aguachica, diciembre 5 de2013

Oscar Hernán Pallares Ropero

Oscar Hernán Pallares Ropero

error: ¡El contenido está protegido!
Reparación de lavadoras en Bucaramanga