http://joanpa.com/news/2013/11/y-si-la-memoria-se-quedara-sin-recordar

¿Y SI LA MEMORIA SE QUEDARA SIN RECORDAR?

La memoria humana es la habilidad o la capacidad de nuestro cerebro para guardar, almacenar, codificar, retener y posteriormente recordar datos, información y hechos sobre experiencias de toda índole.

Es básicamente una función cerebral, un fenómeno de la mente que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar información. Surge como resultado de complejas conexiones sinápticas repetitivas entre las neuronas, en el sistema nervioso central del cerebro de cada uno de nosotros. En fin, es una función material del cerebro, material también.

Pero la memoria también es una acción de rebeldía frente a la violencia y a la impunidad, dice Gonzalo Sánchez en el informe ¡Basta ya! del Grupo Memoria Histórica. Sin esta memoria, los más de 220.000 muertos que ha producido el conflicto armado entre 1958- 2012 dejarían dormir tranquilos a los actores de él.

La memoria existe; así parezca que a veces pierda la memoria. Y esa memoria histórica, no dejará tranquilos a quienes han sido partícipes de matanzas, asesinatos, robos, extorsiones, secuestros, peculados, malas administraciones, desfalcos, atracos académicos… A veces queremos que la memoria no recuerde, con la vana esperanza de que así los actores no repetirán los actos ilícitos; no sabiendo que este querer es el mejor acicate para que se vuelvan a perpetrar, por sí mismo o por interpuestas personas.

Es obvio que lo mejor que puede sucederle a un maleante es que la sociedad pierda la memoria; así podrá disfrutar del fruto de sus fechorías a todas sus anchas, olvidándose de la fuente de sus anchuras y con la seguridad de que nadie lo señalará con su dedo acusador.

Volviendo al informe ¡Basta Ya! Sobre la violencia en Colombia, “La memoria de las víctimas es diversa en sus expresiones, en sus contenidos y en sus usos. Hay memorias confinadas al ámbito privado, en algunos casos de manera forzosa y en otras por elección, pero hay memorias militantes, convertidas a menudo en resistencias. En todas subyace una conciencia del agravio, pero sus sentidos responden por lo menos a dos muy diferentes tipos de apuestas de futuro. Para unos, la respuesta al agravio es una propuesta de sustitución del orden, es decir, la búsqueda de la supresión o transformación de las condiciones que llevaron a que pasara lo que pasó: es una memoria transformadora.

Pero hay también memorias sin futuro, que toman la forma extrema de la venganza, la cual a fuerza de repetirse niega su posible superación. La venganza pensada en un escenario de odios colectivos acumulados equivale a un programa negativo: el exterminio de los reales o supuestos agresores. En efecto, la venganza parte de la negación de la controversia y de la posibilidad de coexistir con el adversario. Es la negación radical de la democracia.”

PRIMER RECREO: Si el Concejo Municipal no sesiona, el alcalde debe y puede gobernar sin él. Ante esta perspectiva se nos ocurren varias inquietudes:

1. ¿Actuar sin Concejo en Aguachica es lo mismo que gobernar sin Congreso en Venezuela?

2. ¿Los costos en que incurría el municipio para que la coalición pro-gobierno patinara las iniciativas se van a ahorrar?

3. Dadas las circunstancias presentes, ¿Aguachica mejora, empeora o da lo mismo si el Concejo no sesiona?

4. Si el Concejo no sesiona, ¿Entra a recreo o permanece en él?

Oscar Hernán Pallares Ropero
Oscar H Pallares R

Oscar H Pallares R

Reparación de lavadoras en Bucaramanga