http://joanpa.com/news/2013/11/prevencion

Prevencion

“Árbol que nace torcido ¿jamás se endereza?”, Es muy probable que no. Lo mejor que le puede pasar es nacer derecho; o nosotros evitar que crezca torcido.

La prevención es inherente a la salud y a la seguridad ciudadana. Sin acciones en torno a ella, conseguir y mantener las segundas es muy costoso, para no decir que imposibles.

Prevención, del verbo prevenir, es definida como ” preparación, disposición que se toma para evitar algún peligro. Preparar con anticipación una cosa”(Larousse). Queda claro entonces que al utilizar este término nos referimos a una acción de carácter anticipatorio. Pero tendríamos que preguntarnos, nos dice Bárbara Zas Ros, lógicamente y este sería uno de los primeros “peligros”, ¿a qué nos anticipamos? Si es anticiparnos al peligro, o si es anticiparnos a que las cosas puedan ser mejor de lo que son.

En los últimos años las definiciones de las Políticas de Salud han pasado a considerar especialmente el valor de las prácticas de Prevención. Estas han sido definidas por la OPS “como aquellas actividades que permiten a las personas tener estilos de vida saludables y faculta a las comunidades a crear y consolidar ambientes donde se promueve la salud y se reduce los riesgos de enfermedad. La prevención implica desarrollar acciones anticipatorias. Los esfuerzos realizados para “anticipar” eventos, con el fin de promocionar el bienestar del ser humano y así evitar situaciones indeseables, son conocidos con el nombre de prevención” “Trabajar en prevención es trabajar con las causas reales o hipotéticas de algo que, de dejarlo pasar ahora para tratarlo después significaría un gran costo en dinero, en sufrimiento, en expectativas de vida”(Topf J Robert).

La Prevención en el campo de la Salud no es sólo un modo de hacer, es un modo de pensar.  Un Sistema de Salud es más eficaz en la medida que prevenga más que cure. Es más eficaz desde el punto de vista social y económico: curar implica la inversión de una mayor cantidad de recursos económicos, de mayores gastos.

El fin de semana tuve la ocasión de viajar de Bogotá a Tocaima en un bus con excesivo sobrecupo y a velocidades suicidas por tan escabrosa carretera. Fue evidente que el conductor  sometió a sus victimas-pasajeros, y a él mismo, a un permanente estado de inseguridad. Pero no fue él solo. El Estado también lo hizo: cometió el error de no prevenir,  y anticiparse a una catástrofe. En su recorrido, el bus entró a varios terminales; pasó por frente a agentes de la policía; paró a pagar peajes y ninguna de esas autoridades puso en práctica medidas preventivas. Si lo hubieran hecho, muy posiblemente el bus escalera que se fue a un abismo en Cauca por la misma fecha, dejando un reguero de muertos, a estas horas estaría rodando por dichos caminos.

Faltaban esos muertos para que el ministerio de transporte anunciara investigaciones, sanciones y demás aspavientos, que de todas maneras no van a resucitar a las personas que quedaron muertas por las faldas de esas cordilleras. El asunto queda así, hasta la próxima mortandad.

Una alcantarilla destapada; una carretera regada de combustible de contrabando;  motocicletas sin placa; vehículos en contravía; civiles armados; borrachos conduciendo; carros particulares y destartalados transportando pasajeros; funcionarios cobrando por lo que tienen que hacer y por lo que le pagan; espacios públicos invadidos de manera tal que los mismos invasores quedan invadidos; y más, son fuentes de inseguridad ciudadana que con simples medidas preventivas producirían el milagro de evitar accidentes, pérdidas económicas, descalabros administrativos y muertes.

PRIMER RECREO: ¿De Manera que la reforma a la salud contempla que nosotros paguemos de nuestro bolsillo la millonada embolatada por las EPS a los hospitales? La reforma a la salud propuesta por el gobierno es igual de peor que la reforma a la justicia no sancionada ídem.

CACHADERA DE CLASE: He visto volquetas blancas transportando basuras por la localidad. Para eso, la maltratada COMTARA, que era de aguachiquenses.

Oscar Hernán Pallares Ropero

Oscar H Pallares R

Oscar H Pallares R

Reparación de lavadoras en Bucaramanga