http://joanpa.com/news/2013/03/ya-estan-llegando-a-coger-balcon-los-vendedores-ambulantes-a-las-entradas-de-los-templos

Ya están llegando a coger balcón los vendedores ambulantes a las entradas de los templos

Ya están llegando a coger balcón los vendedores ambulantes a las entradas de los templos.

La economía informal se reactiva en el municipio de Aguachica durante la semana santa a donde llegan foráneos a disputarse la plaza con los criollos para ofrecer artículos religiosos.

A través de la comercialización de camándulas, estampitas, biblias, crucifijos, sahumerios, globos, dulces, bebidas y hasta lo más refinados platos de la gastronomía popular, se ganan el pan de cada día.

Corren apresuradamente hacia los templos, no a rezar porque el tiempo apremia, sino al rebusque diario, son ellos los vendedores estacionarios o ambulantes.

Procedentes de otras regiones del país llegan con el cargamento de la cáscara sagrada y preparan las bolsitas de sahumerio que ofrecen para espantar los malos espíritus. Cobran cinco mil pesos por cada porción y se vende como pan caliente.

Los precios se multiplican por dos, tres y hasta cinco de acuerdo al fervor del pueblo. En el santo negocio participan niños, mujeres, adultos y hasta veteranos de mil guerras que conocen las rutas exitosas. De esa manera hacen su agosto, viven una semana santa diferente a través de la economía informal.
Iglesia San Roque Aguachica

Reparación de lavadoras en Bucaramanga