http://joanpa.com/news/2011/05/hoy-dia-mundial-del-reciclaje

Hoy Dia mundial del Reciclaje

Hoy, 17 de mayo, se celebra el Día Mundial del Reciclaje. Esta práctica está cada vez está más extendida en todas las ciudades gracias a las campañas dedicadas a la concienciación de la ciudadanía que en gran parte ha adoptado el reciclaje como un gesto más en su quehacer diario. Sin embargo, son muchas las organizaciones que demandan la necesidad de una mayor concienciación y un mayor esfuerzo por parte de las autoridades para inculcar a la población no sólo el deber de reciclar sino el deber de hacerlo correctamente, separando los desechos en cada contenedor correcto.

Como ejemplo, Ecoembes y Cruz Roja que han decidido festejar el Día Mundial del Reciclaje haciendo partícipes a los ciudadanos. Ambas entidades pondrán en marcha hoy, 17 de mayo, la campaña “Hoy más que nunca, moviéndonos por el reciclaje”, un programa educativo que tiene como principal objetivo promover las conductas responsables entre los ciudadanos en materia de separación y reciclaje de envases.

Muchas localidades españolas también han organizado actividades para conmemorar este día mundial del reciclaje. El Ayuntamiento de Murcia ha preparado un parque de juegos realizados con chatarra y elementos recuperados de los Ecoparques. El Departamento navarro de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y entidades dedicadas a la gestión de residuos de vidrio y de aparatos eléctricos han organizado visitas a la planta de tratamiento de aparatos eléctricos y electrónicos de Ecointegra en Aoiz, a la central de recogida neumática de Trinitarios y al centro de tratamiento de residuos de Góngora de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

Reciclaje de Aire Acondicionado y equipos electrónicos

Fundación Ecotic trabaja para la recogida y el reciclado de los aparatos eléctricos y electrónicos al final de su vida útil, entre los que se encuentran los equipos de aire acondicionado. Los aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) se identifican por un símbolo que muestra un contenedor tachado, y que indica la recogida selectiva de dicho aparato una vez finaliza su vida útil.

Este símbolo recuerda al consumidor quecuando decida deshacerse del aparato, está obligado a depositarlo en el lugar adecuado para que entre en el circuito de reciclaje, y nunca en los contenedores de basura no autorizados”.

Además, los consumidores que adquieran un nuevo AEE asumirán el coste de su gestión al final de su vida útil.

La Fundación ECOTIC ofrece a los instaladores tres modos de gestionar sus residuos, sin que ninguna de las opciones de entrega de los residuos suponga coste alguno para el instalador.

  • Recogida en el propio instalador (más de 600 Kg, 3 palets de volumen o 10 unidades de aire acondicionado completas)
  • Entrega en un Centro de Almacenamiento de Carga
  • Entrega en una planta de tratamiento

¿Cómo preparar un equipo de aire acondicionado para su reciclaje?

Si el equipo aún funciona

Confina el máximo de refrigerante posible dentro de la unidad exterior

1-Cierra la válvula de líquido
2-Arranca el equipo para aspirar todo el refrigerante en la unidad exterior. El manómetro indicará presión cero.
3-Cierra la válvula de la línea de gas.
4- Realiza la desconexión eléctrica.
5- Suelta los tubos de cobre
6-Recicla el equipo

Si el equipo no funciona

Evita al máximo que no salga el refrigerante

1-Realiza la desconexión eléctrica
2-Conecta a la válvula de la línea de gas la bomba recuperadora con su botella de almacenamiento.
3-Cierra las válvulas de la línea de gas y líquido
4-Recoge el refrigerante con la bomba. El manómetro indicará que no hay presión.
5-Suelta los tubos de cobre
6-Recicla el equipo

Por http://www.caloryfrio.com

¿Qué hacer con los desechos electrónicos?

Algunos los llaman desechos peligrosos. Otros residuos tóxicos. En otros países se les reconoce como residuos electrónicos y tecnológicos. Cualquiera que sea su denominación, alrededor del mundo es creciente la preocupación por la disposición final de artículos que hace 50 años ni siquiera imaginábamos en nuestro léxico: aquellos que produce la era tecnológica.

Según la Secretaría Distrital de Ambiente de Bogotá, “la definición de residuo o desecho peligroso se basa en sus características físico-químicas y en la posibilidad de generar un daño o afectación a la salud o al ambiente”, de modo que un residuo es peligroso por las condiciones que lo hacen: corrosivo, reactivo, explosivo, tóxico, inflamable, patógeno, es decir infeccioso, o reactivo.

En un estudio adelantado por la Universidad Nacional de Colombia, cifras del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial del 2002 al 2008, afirman que 80% de residuos de pilas terminaron en rellenos sanitarios y el 20% restante en botaderos y cuerpos de agua, sumando un total de 77.000 toneladas de residuos de pilas.

Los estudios revelan que los residuos electrónicos más contaminantes y entorno a los cuales se ha realizado un marco normativo en el país son los computadores, las bombillas, las pilas y baterías plomo – ácido (que son las que utilizan los automóviles).

Anualmente en Colombia se consumen 210 millones de unidades de pilas, traducidos a 10.000 toneladas, y 8.800 toneladas de bombillas que son a su vez 108 millones de unidades, según un estudio realizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional.

Según el Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial, las proyecciones indican que en Colombia al año 2012 se podrían generar entre 80.000 y 140.000 toneladas de residuos de computadores y celulares si no se avanza en su recolección y gestión ambiental adecuada.

Más de nueve sustancias tóxicas por contacto e inhalación son parte del ensamble de computadores, televisores y celulares, entre las que resalta el plomo, el cromo y el mercurio. Conforme estudio realizado por el Centro Nacional de Producción Más Limpia, (CNPML) los metales pesados de estos productos no sólo se convierten en residuos potencialmente peligrosos y de alto impacto para el ambiente y la salud humana, sino que además “se están enterrando materiales valiosos como oro, platino, cobre, entre muchos otros,  que deberían ser reintroducidos en procesos productivos”,  explica el estudio.

No obstante estos datos, el experto Alvaro Lenis Villafañe, Ingeniero Civil del área de Gestión de residuos de la Subdirección de desarrollo sectorial sostenible de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), si bien este tipo de desechos pueden contener estas sustancias peligrosas, el punto neurálgico radica en la acumulación. “Yo creo que una pila sola por ejemplo dejada en un sitio sin ninguna prevención, no causa problema, mientras no se descomponga y comience a dañarse. Pero como los cambios a nuevas tecnologías, nuevos modelos es cada vez más rápido, con el tiempo la acumulación de muchos de estos productos sin lugar a dudas representarán un riesgo para la salud y el ambiente”.

Reciclar o no reciclar

Mientras en países desarrollados el tema ha avanzado y hoy día cuentan con toda una programación y la tecnología para el proceso de recolección, acumulación, reciclaje y disposición final de lo que no se usará luego de estos aparatos, en Colombia el tema es incipiente.

Al nivel gubernamental el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial viene promoviendo la recolección y reciclaje de basura electrónica, tanto en la población consumidora, como entre los fabricantes y distribuidores.

El año pasado se llevó a cabo la campaña ‘Pilas, estamos con el medio ambiente’, liderada por el Ministerio y el gremio de empresas fabricantes e importadoras de pilas de la Asociación Nacional de Industriales ANDI. También se desarrolló en Maloka en Bogotá, la segunda Campaña nacional de recolección de residuos eléctricos y electrónicos, liderada por Lito S.A, Igual la campaña ‘No me tires, recíclame’ fue patrocinada por varias empresas privadas como EPM, UNE, Grupo Bancolombia, Panasonic, Baterías Mac, Hyundai, Emcali, La 14 y Bavaria. Y empresas como Hewlett Packard y Lexmark, mantienen puntos de recolección de cartuchos de impresoras en distintas ciudades del país.

En Cúcuta, a excepción de la recolección que hacen las empresas de telefonía celular, como Movistar, Tigo y Comcel, que cuentan con puntos de recolección de celulares viejos y pilas, tales campañas nunca se han hecho sentir. Pero, y así lo destaca Corponor, por lo menos existe un sitio en la ciudad dónde las personas pueden llevar estos desechos.

En Cúcuta

Lenis Villafañe explicó que el relleno sanitario de Guayabal, que administra la empresa de Aseo Urbano, cuenta efectivamente con una celda de seguridad dedicada exclusivamente al depósito de este tipo de residuos. Y otra para los llamados desechos hospitalarios, considerados también como peligrosos.

“Lo ideal sería reciclar y luego darle el tratamiento y disposición final a lo que no se reutilizó, pero por lo menos hay una alternativa para no dejarlos expuestos”, sostuvo, al tiempo que aclaró que Cúcuta no se reseña como una de las ciudad más productoras de este tipo de desperdicios.

Norte de Santander cuenta con 3 rellenos sanitarios; el de Cúcuta que atiende 19 municipios, Pamplona recibe los desechos de 8 municipios, el de Ocaña similar y el de Tibú que presta sus servicios a dos poblaciones.

Aseo Urbano, empresa encargada del relleno, presta el servicio de recolección en la fuente de los desechos tecnológicos, pero como un servicio especial, pues sus operarios de los carros recolectores, tienen la orden de no recoger este tipo de elementos. Si el usuario quiere deshacerse de estas basuras puede enviar una comunicación a la empresa que en cinco días los recoge y los deposita en la celda dispuesta para este propósito.

Sin embargo en un 90 por ciento estas basuras electrónicas terminan o bien en las bolsas del aseo ordinario, como pilas o bombillos o bien en las carretillas de recicladores, que luego los dejan abandonados en cualquier botadero u otros lugares.

Debe ser una responsabilidad empresarial

Lenis Villafañe estima que los fabricantes en principio deberían no trasladar la responsabilidad de la disposición final a los consumidores.

“Las empresas productoras de bienes y servicios de diferentes actividades económicas, descargan la disposición final de desechos a los consumidores. En otros países con legislaciones más fuertes y acordes con el tema ambiental, obligan a los fabricantes a contar con planes de recolección y reciclaje de los empaques desechados. En Colombia en cambio, esto se asume de manera voluntaria por parte de las compañías, luego se requiere un cambio de actitud de mayor responsabilidad por parte de las mismas empresas para que asuman la disposición final. Y por parte del Gobierno hace falta una política para la gestión integral de desechos y residuos peligrosos”, indicó.

Sin embargo, ahí no queda todo, pues Lenis admite que la solución también requiere dinero y tecnología, en el sentido de que la falta de consciencia no permite ver las bondades económicas de la actividad recicladora. “En el supuesto de que las compañías reciclen, desde pilas equipos electrónicas hasta cartón o vidrio, no hay dónde llevar estos elementos porque el país no cuenta, contadas excepciones, con grandes firmas para desensamblar o reciclar, como sí ocurre en países cuya tecnología ni imaginamos como Japón o China”, indicó.

La disposición final de estos desechos no es un problema todavía para el país. Pero a la velocidad que este mercado se mueve, no pasarán muchos años para que lo sea.  “Cada vez se consume más tecnologías, en todas las actividades diarias y los equipos y demás elementos se cambian cada vez más rápido, luego al cabo de unos años va a ser más complicada la descontaminación”, sentenció Alvaro Lenis Villafañe.

Como por algo se inicia, en el país se puede recurrir a tres entidades para deshacerse de los equipos de cómputo: Computadores para educar, del Ministerio de Ambiente y en el sector privado Abacentro America de Reciclajes Lusan y Gaia Vitare Ltda. Cada una de estas empresas ofrece el servicio de recolección y separación de las partes de un computador.

Reparación de lavadoras en Bucaramanga