http://joanpa.com/news/2011/03/apaga-las-luces-este-sabado-a-las-8-30-de-la-noche-0130gmt-y-por-una-hora

Apaga las luces este sábado a las 8.30 de la noche (0130GMT) y por una hora

Este sábado 26 de Marzo a las 8:30pm, se llevara a cabo La Hora del Planeta,  durante una hora, sin importar su religión,  estrato social,  cultura, raza,  Ubicación  geográfica. Individuos, comunidades, empresas y gobiernos de todo el mundo apagarán las luces, todo por una causa. EL PLANETA.

El presidente Juan Manuel Santos, invito a la ciudadanía a unirse a la campaña y dijo que los edificios oficiales apagarán las luces el sábado a las 8.30 de la noche y por una hora.

Esta campaña existe desde hace cinco años, empezó en Sidney, Australia

Y desde hace Cuatro años se hace de forma global.

 

El mundo apaga la luz

Por: http://www.ideal.es
La Hora del Planeta es el nombre oficial de la iniciativa de WWF
Aquella famosa consigna marxista (rama Groucho) del 'paren el mundo que me bajo' cobrará esta noche más vigencia que nunca con el apagón de una hora convocado por la organización conservacionista World Wildlife Fund (WWF) en demanda de acciones contra el cambio climático. La iniciativa, que cumplirá este año su quinta edición, dejará a oscuras a buena parte del planeta en un gesto que busca llamar la atención ante la amenaza que representa el calentamiento global. En Europa occidental, probablemente la parte del mundo más sensibilizada por las consecuencias de la contaminación (es el único continente donde hasta ahora los 'verdes' han conseguido una representación política significativa), el apagón dará comienzo a las 20:30 horas.
La Hora del Planeta, el nombre oficial de la iniciativa de WWF, se celebra este año con el mundo conteniendo la respiración ante las repercusiones que tendrá la sucesión de problemas que han surgido en la central nuclear de Fukushima después del terremoto y posterior tsunami que asolaron la costa norte del Japón hace dos semanas. Una coincidencia que encierra en sí misma una contradicción, ya que si bien la nuclear ha sido saludada por muchos -entre otros por James Lovelock, el padre de la celebérrima teoría Gaia- como la única energía capaz de frenar las emisiones causantes del efecto invernadero, el accidente de Japón ha vuelto a demostrar que hay fuerzas que escapan al control humano. Pero más allá de las incertidumbres que rodean a la energía atómica, hay ya un consenso generalizado que apunta al paulatino calentamiento de la atmósfera como responsable directo de la sucesión de anomalías climáticas -lluvias torrenciales, huracanes, sequías...- que padecemos cada vez con más frecuencia.
La Hora del Planeta nació en Australia en 2007 a través de una convocatoria que circuló de boca en boca pero que logró dejar a Sidney (más de 4 millones de habitantes) prácticamente a oscuras durante una hora. Al año siguiente la propuesta se extendió al resto de los continentes y fueron 35 los países que secundaron en mayor o menor medida la convocatoria. La difusión de imágenes del apagón en iconos como el Golden Gate, el Coliseo, Times Square o el Cristo de Río de Janeiro dio a la Hora del Planeta una empujón definitivo y la convirtió en una cita obligada para ciudadanos e instituciones de medio mundo. Los 35 países que se apuntaron en 2008 a la hora de penumbra se convirtieron en 88 un año después. En 2010 la convocatoria tuvo un eco aún mayor: 128 países repartidos por todos los continentes secundaron el apagón, cifra que se espera superar con creces esta noche. Irán, por ejemplo, celebrará por primera vez la iniciativa, apagando edificios y monumentos en la capital, Teherán.
Alumno aventajado
Desde WWF se plantea la Hora del Planeta como un paso más en demanda «del acuerdo que el mundo necesita para evitar los peores impactos del cambio climático». La organización conservacionista recuerda que aún no se ha hallado un acuerdo que sustituya el marco del Protocolo de Kioto, cuya vigencia expira en 2012.
España, que fue el país que más se alejó en los primeros años de las cuotas de reducción de emisiones pactadas en Kioto, es ahora un alumno aventajado aunque sólo sea porque el impacto de la crisis ha hecho disminuir el consumo energético. Es lo que el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo, ha denominado con acierto «sostenibilidad forzada». El último informe del Observatorio de Sostenibilidad, dado a conocer precisamente el pasado mes, indica que rozamos el porcentaje de reducción de emisiones que se pactó en la ciudad japonesa. Como se recordará, el Protocolo de Kioto obligaba a España a no emitir gases de efecto invernadero por encima del 15% de los niveles de 1990. Hace seis años nos subimos a la parra con incrementos del 50% -fuimos líderes destacados de la UE en la transgresión del acuerdo- y el año pasado nos moderamos hasta un 20%. Cabe la posibilidad de que, si el estancamiento económico se mantiene, España se convierta en uno de los pocos países que cumplan Kioto a rajatabla durante su último año de vigencia.
A la Cumbre del Clima que se celebrará en Suráfrica el próximo mes de diciembre le corresponderá pactar el marco de referencia que tome el testigo de Kioto. WWF apuesta por que «los países aumenten sus compromisos de reducción». Los expertos han dado una y otra vez la voz de alarma ante la evidencia de que el dióxido de carbono que se acumula en la atmósfera retiene parte del calor que emite la Tierra. El nivel de CO2, han señalado, es el mayor en más de 650.000 años.
La convocatoria de la Hora del Planeta ha tenido hasta ahora un seguimiento desigual en España. Aunque buena parte de las instituciones han secundado las últimas ediciones, el grueso de la ciudadanía ha permanecido ajena. El apagón de edificios y monumentos emblemáticos como la Puerta de Alcalá, la Alhambra, el Guggenheim, el Kursaal o la Sagrada Familia contribuirá sin duda a dar mayor proyección a la iniciativa. Además, empresas como Coca Cola, Heineken o El Corte Inglés, entre muchas otras, apagarán fachadas y rótulos luminosos. A la campaña también se han sumado museos, universidades y estadios de fútbol de todo el mundo además de actores, cantantes y cineastas como Pedro Almodóvar, Alejandro Sanz, Hugo Silva o Maribel Verdú.
Poco se avanzará, no obstante, si las ciudades mantienen activado el resto de su alumbrado nocturno, tal y como ha ocurrido en las últimas ediciones. Se da además la circunstancia de que las urbes españolas son las más iluminadas de Europa, según un estudio realizado a partir del resplandor observable desde satélites. El informe, obra del astrofísico Alejandro Sánchez de Miguel, precisa que las provincias que más luz emiten son Valencia, Madrid, Barcelona, Alicante y Murcia. Los costes de la iluminación urbana en todo el país suman 650 millones de euros anuales, cifra que se prevé reducir con el cambio de las actuales lámparas por luces LED en aplicación del plan de ahorro energético aprobado por el Gobierno.

Reparación de lavadoras en Bucaramanga