http://joanpa.com/news/2011/01/los-gemelos-de-facebook-educados-y-ambiciosos

Los gemelos de Facebook, educados y ambiciosos

 

 

Son un par de jóvenes malcriados que no se conforman con la cuenta bancaria que tienen. Esto es lo que se lee entre líneas en algunos artículos que siguen el pleito legal de los hermanos Winklevoss con el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, desde hace siete años. Pero no sólo no son tan malcriados como parecen sino que se están saliendo con la suya. Sin mover un dedo, ya le arrebataron a Zuckerberg 65 millones de dólares por derechos de propiedad intelectual. Y, además, hacen gala de lo que siempre le hizo falta al dueño de Facebook: alcurnia y don de gentes.

Los Winklevoss son educados, competitivos, atractivos y millonarios, una combinación que los hace irresistibles. En la Universidad de Oxford, donde cursan un máster en Administración de Empresas, están en la lista de los mejores estudiantes; y mientras tanto dirigen Guestofaguest.com, la red social que siempre soñaron, diseñada por y para el jet set de Nueva York, que solamente cubre reuniones exclusivas de ricos y famosos. Es decir, una red totalmente opuesta a Facebook.

Y no les ha ido nada mal. Celebridades como Demi Moore, Aaron Eckhart y Kim Kardashian la utilizan para mostrar sus lanzamientos y eventos personales porque, según han dicho en diferentes declaraciones, es una página con clase y buen gusto, dos características propias de los gemelos.

Desde pequeños, los Winklevoss se relacionan con algunas de las familias más prestigiosas de Estados Unidos gracias al trabajo de su padre, Howard E. Winklevoss, un reconocido asegurador. Y también desde pequeños han cultivado una disciplina de locos que les permite sacar adelante cualquier proyecto en el que se meten.

Son igual de constantes, pero tienen personalidades opuestas. Cuando tenían seis años tomaban clases de piano todos los días al llegar del colegio, y antes de acostarse hacían competencias con Lego. Entonces se hizo evidente que a pesar de ser físicamente exactos, diferían en el carácter.

Tyler, el mayor por cinco minutos de diferencia, es dominante, analítico y muy buen conversador; mientras que Cameron es más relajado y divertido. “Cuando jugábamos con Lego yo siempre me inventaba cosas divertidas. Tyler, en cambio, hacía un plan de trabajo y creaba un esquema de organización para asegurarse de no cometer errores”, confesó Cameron en una entrevista con The Sunday Times. Aun así, pasan juntos tanto tiempo que sus diferencias en realidad se complementan. Y a veces hasta se diluyen cuando se dedican al remo, un deporte que, precisamente, exige una conexión total en cuanto a coordinación y exactitud de trabajo en equipo se refiere.

Motivados por familiares y amigos, comenzaron a practicarlo cuando tenían 15 años. Lo que empezó como una afición y una manera “elitista” de ponerse en forma, se convirtió en una pasión. En 1999 entraron al equipo juvenil de remo de Estados Unidos al tiempo que entrenaban con el equipo de la Universidad de Harvard. Es tal su desempeño que representaron a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Beijing, donde se llevaron la medalla de plata, detrás del equipo australiano que se coronó campeón. Según le comentó Tyler al periódico Boston Globe, “lo que nos gusta de este deporte es que nos empuja a la excelencia”.

Y ese, básicamente, es el objetivo principal de sus vidas. Incluso la excelencia en los estrados judiciales, adonde llevaron al mismísimo Zuckerberg sin que les temblara la mano. Según ellos, Facebook no es sino una versión de ‘Harvard Connection’, un proyecto de los gemelos que buscaba unir a estudiantes universitarios por internet, y para el cual contrataron a Zuckerberg en 2003. Y éste no solo no les cumplió sino que les robó la idea.

Los Winklevoss, no obstante, continuaron con su plan de negocios. Su página web les ha reportado ocho millones de dólares desde su fundación hace dos años, y la práctica del remo les ha permitido firmar varios contratos de publicidad, sin mencionar los patrocinadores que los buscan antes de cada competencia. Juntos han logrado reunir una pequeña fortuna de 60 millones de dólares.

Puede que el tamaño de su red social no sea tan abrumador como la de Zuckerberg, pero tampoco les interesa. Su estilo de vida es la exclusividad. Eso sí, hasta ellos han sucumbido ante el encanto de Facebook.

Cromos.com.co

Tyler y Cameron Winklevoss, se hicieron famosos tras denunciar a Mark Zuckerberg por haberles robado Facebook, y en la cinta Red social quedaron como los hijos de papi. Pero a ellos les tiene sin cuidado.

Reparación de lavadoras en Bucaramanga