http://joanpa.com/news/2010/12/a-los-medicos-les-pediremos-que-solo-receten-genericos-minproteccion

A los médicos les pediremos que solo receten genéricos: Minprotección

Por: MARÍA ISABEL RUEDA – ESPECIAL PARA EL TIEMPO “Vamos a unificar todos los planes de beneficios en materia de salud de aquí al 2014”.
Foto: Claudia Rubio / EL TIEMPO

Cara a cara con María Isabel Rueda, Mauricio Santamaría explica el proyecto de reforma de la Salud.

¿La reforma a la salud que actualmente hace su tránsito en el Congreso es una reforma encaminada a bajar el costo de la prestación de salud o a mejorar la cobertura?

Es una reforma encaminada a mejorar la calidad en los servicios y el acceso con equidad en condiciones de igualdad para todos, en un marco de sostenibilidad financiera.

Si eso es tan fácil, ¿por qué no pudo hacerlo el anterior Gobierno?

No es que haya fallado en eso. El anterior Gobierno dio unos pasos importantes en este sentido. Pero se trata de temas muy complejos. Al Gobierno anterior se le complicó el tema financiero gravemente, y eso enredó a su vez el acceso y la calidad de los servicios. Hay que meterle el diente a todo el tema en conjunto.

¿De dónde van a salir los recursos para garantizarles la salud a los colombianos?

Hay unos recursos adicionales que va a poner el presupuesto de la nación directamente, y que ya se aprobaron en el marco de gastos a mediano plazo por valor de un poco más de un billón de pesos anuales, para siempre, a partir del 2012. Adicionalmente, hay cerca de 200 mil millones que provienen del sistema de compensación familiar, y además se están incluyendo en la reforma medidas que recaudan mayor nivel de recursos directamente a través de los salarios, por retención en la fuente. Finalmente, a través de otra norma que estaremos expidiendo a principios del año entrante, esperamos recaudar 500 mil millones de pesos más para completar aproximadamente 3 billones de pesos adicionales para el sector, a partir del 2012.

En el proyecto anterior había un punto muy polémico, que era el de la investigación a los médicos que se salieran de la ortodoxia a la hora de formular a sus pacientes. ¿Eso se sostiene?

El tema de la autonomía médica no lo tocamos. Pero sí incluimos normas de autorregulación de la profesión médica. Además, les pedimos directamente a los profesionales de la salud, porque la responsabilidad de ellos es grande para que el sistema se comporte de manera adecuada, que sean responsables, no sólo en el aspecto de los costos, sino de la prestación de salud propiamente dicha. Nos hemos reunido mucho con ellos. Y las normas, no sólo las contenidas en la ley sino en otros decretos que hemos expedido, y que tienen que ver con el tema de los medicamentos específicamente, lo que hacen es buscar que haya una regulación mucho más fuerte. Se les exige en el tema de medicamentos que receten genéricos. Y que si no lo hacen, haya una justificación técnica, que tiene que ser aprobada después por el Invima.

¿Por qué tanto temor hacia ese acto de confianza de que los médicos se autorregulen?

No. Estamos avanzando en ese acto de confianza. Y en el proyecto de ley estatutaria, que hace su tránsito en el Congreso y que esperamos se apruebe a más tardar en junio del año entrante, hay una norma exactamente con respecto a esto. Se crea un instituto de valoración de tecnologías y procedimientos de carácter mixto, donde estarán tanto los médicos como el Gobierno, y que busca exactamente hacer eso: que los médicos, a través de la autorregulación, sean los que resuelvan qué procedimientos, qué medicamentos y qué tecnologías son las adecuadas. Pero siempre todos estos esfuerzos deben moverse dentro de un entendimiento de que los recursos para la salud no son infinitos.

No son infinitos, eso es cierto. ¿Pero esa insistencia en el listado del POS, no es reducir el núcleo esencial de la atención de salud a un listado y no al bienestar del paciente?

Lo que estamos tratando es que ese plan de beneficios se actualice en el 2011 para que incluya todo lo que afecta o pone en peligro la vida y la salud de los colombianos. Eso lo tiene que hacer la Comisión de Regulación en Salud, que es la competente. Pero, una vez que exista ese plan de beneficios, que no es un listado respectivo sino el núcleo del derecho, tendremos una cobertura muy amplia e incluyente. A pesar de eso siempre va a haber controversias, no tanto sobre la enfermedad en sí sino sobre los procedimientos que se utilizan para una enfermedad y los medicamentos que se recetan. Ahí es donde los médicos juegan un papel fundamental. Queremos que estas controversias no las resuelvan los jueces sino los médicos.

¿Usted sí cree en la eficacia de la Cres como soporte técnico para definir conceptualmente en plan de beneficios de salud de los colombianos? Hasta ahora ha demostrado ser bastante ineficiente…

Estoy trabajando muy de cerca con ella para que ese plan de beneficios se defina de manera técnica y se incluyan los eventos que ponen en peligro la salud de los colombianos, y para que eso se logre hacer durante el primer semestre del año entrante. Pero hay que dotarla de los recursos tanto técnicos como financieros para que cumpla su labor.

Con las cifras de desempleo actual, ¿podrá haber algún día cercano equilibrio en los planes de salud? Porque Planeación no parece ver eso factible antes del 2015…

En eso soy muy enfático. Este es uno de los temas de equidad principales. Los planes de beneficio los vamos a unificar a más tardar en el 2014. Y ya tenemos los recursos planificados para lograrlo. Esa fue gran parte de la reforma que se aprobó: unificar todos los planes de beneficios en Colombia a más tardar en el 2014. Las cifras que tenemos, que las hemos hecho con Planeación y Hacienda, indican que lo podemos lograr. De hecho. esa unificación del plan de beneficios ayuda al tema financiero, porque las controversias serán más manejables y por consiguiente se reducirán los recobros en este sentido, como se ha visto ya en Barranquilla.

Puede funcionar un país con cinco planes de salud? Está el contributivo, para los más pudientes. El subsidiado, para los menos pudientes. El que atienden los municipios para los más pobres, los regímenes especiales de salud para maestros y Fuerzas Armadas. Y finalmente el de los más ricos, que compran seguros…

No, no creo que pueda. Ese es uno de nuestros grandes objetivos. Queremos tener un sistema general de salud en el que haya equidad, no sólo en la cobertura, sino en la calidad y oportunidad del servicio. Es una de las grandes metas; es complicada de cumplir, pero estoy absolutamente de acuerdo en que no la vamos a cumplir hasta que lleguemos a un sistema más general y menos complicado: actualmente hay muchos actores, mucha intermediación y el flujo de los dineros es difícil.

Uno de esos actores más complicados son las multinacionales farmacéuticas. ¿Por qué no se han podido ordenar, es que son así de poderosas?

Acabamos de expedir un decreto para imponerles control de precios a medicamentos de esas multinacionales que menciona, pero hay un tema de regulación que depende de las superintendencias de Industria y Comercio y de Sociedades. Es un tema que hay que ir apretando, porque de lo contrario seguirá exprimiendo muy duro el sistema de salud. Hoy, los recobros que se hacen para esos medicamentos superan el billón de pesos anuales. Es impensable una cifra de esa magnitud.

Finalmente, Ministro, la politiquería. ¿Cómo controlar el fenómeno de los municipios, que es un desangre nacional?

Es uno de los grandes puntos de la reforma. En los municipios la administración del régimen subsidiado se hace muy complicada porque allá hay mucha más intermediación. La plata va a los municipios, a los hospitales, a las EPS, aquí, allá, y todo ese tránsito es un incentivo muy grande a la falta de transparencia. Por eso la reforma opta por reformas muy fuertes como los giros directos de la nación y los del Fosiga a los prestadores últimos del servicio y durante un período de dos años, que se centraliza en la administración del régimen subsidiado a través de un fondo común, para que no haya tantos intermediarios.

Hablando de politiquería en la salud, ¿es cierto que Caprecom se lo entregaron al senador Roy Barreras?

En Caprecom se nombró a una persona con una hoja de vida adecuada para el cargo, y que tiene mucha experiencia en el sector y que está haciendo una gran labor. El país se lo reclama, porque el tema de Caprecom es muy complicado.

Le escuché decir al presidente Santos que usted, Ministro, es una de las personas que más saben en el país sobre el tema de seguridad social. ¿Cree posible una reforma que deje contento al Gobierno, a los médicos y a los pacientes?

Pues mire: agradezco mucho las palabras del Presidente. Es un honor oír que eso piensa de mí. Pero, más que dejar contenta a la gente, mi único objetivo es lograr que el sistema de salud cumpla con los objetivos que tiene: prestar servicios de salud de calidad, oportunos, con acceso equitativo, donde la plata alcance y haya sostenibilidad del sistema. Esos son los objetivos y creo que en ese proceso siempre habrá quejas de algunos. Las medidas afectarán de forma negativa a algunos y de manera positiva a otros. Lo que le aseguro al país, dentro de un proceso de concertación grande, es lograr esos objetivos.

MARÍA ISABEL RUEDA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Reparación de lavadoras en Bucaramanga