http://joanpa.com/news/2010/11/el-disgusto-de-cristina-con-hillary-al-preguntar-por-su-salud-mental

El disgusto de Cristina con Hillary al preguntar por su salud mental

La presidenta argentina solía vanagloriarse de su excelente relación con Hillary Clinton; tras la filtración de WikiLeaks ha sabido que ésta pidió información sobre su salud mental

Por:carmen de carlos / corresponsal en buenos aires

Foto: Hillary Clinton y Cristina Kirchner 2007

WikiLeaks ha logrado un efecto inesperado en Argentina. Cristina Fernández de Kirchner, de riguroso luto tras la muerte hace un mes de su marido, ha recibido por su causa un disgusto imprevisto. Entre la avalancha de documentos secretos figura uno en el que la secretaria de Estado solicita información detallada, a su Embajada en Buenos Aires, sobre el estado de salud mental de la viuda. Cristina, como se conoce popularmente a la presidenta, solía vanagloriarse de su excelente relación con Hillary y que ésta haya puesto en duda su sano juicio le ha debido dejar mella.
El rumor de que la jefa del Estado sufre de inestabilidad emocional o trastorno bipolar no es nuevo en Argentina . De hecho, se transformó en primicia de la revista Noticias en el año 2006, cuando ella era todavía senadora y su difunto marido, Néstor Kirchner, presidente. Ni entonces ni ahora el Gobierno comentó la información, aunque dejó traslucir su malestar.
El asunto es delicado pero con las novedades de WikiLeaks ha vuelto a ponerse sobre el tapete de la prensa, que destaca que Hillary Clinton no requirió ese tipo de información sobre ningún otro mandatario.
En la biografía “Reina Cristina” (Planeta, 2005), la protagonista le confiesa a la autora, Olga Wornat, la adoración que siente por la actual secretaria de Estado. “Dejo todo y me voy a hacer campaña por ella”, le asegura cuando se barajaba la posibilidad de que fuera la candidata demócrata a la Presidencia, puesto que le arrebató Barak Obama.
En el mismo libro, donde se establece un paralelismo entre el matrimonio Kirchner y el Clinton, CFK –siglas por las que Cristina también es popular – razona su entusiasmo por Hillary, “la admiro porque es una mujer inteligente y contemporánea… Me gusta mucho”, le confía a Wornat. En otro fragmento reconoce que siente “una solidaridad de género por el gran ataque que sufrió desde el principio de la Presidencia de su marido, cuando la acusaban porque ella iba a reuniones, porque participaba o se metía en cuestiones que no eran propias de una Primera Dama”.
Hillary no ha llamado a Cristina
Dicho esto, la presidenta argentina resume que Hillary supo construir un lugar y una imagen importante. “Es una mujer muy valiente que tuvo que soportar momentos muy difíciles por su sola condición de mujer”.
Con estas referencias la idolatrada Hillary, por intermediación de WikiLeaks, parece haberle asestado un golpe duro a una mujer que atraviesa momentos dolorosos en su vida personal. En la profesional, a Cristina Fernández le sonríen las encuestas y la fortuna, pero el trago amargo de la desconfianza de la secretaria de Estado, preocupada por su estabilidad emocional, aumenta tras conocerse que ésta ni siquiera ha levantado el teléfono –como sí ha hecho con otros presidentes- para pedir disculpas o, al menos, tratar de justificarse.

Por:abc.es

Reparación de lavadoras en Bucaramanga