http://joanpa.com/news/2010/11/armero-25-anos-la-tragica-historia-de-omayra-resume-el-dolor-de-lo-ocurrido-en-armero

Armero 25 Años, La trágica historia de Omayra resume el dolor de lo ocurrido en Armero

Autor: Hugo Armando Vecino
El 13 de noviembre de 1985, 700.000 toneladas de lodo cayeron sobre la población tolimense a causa del deshielo del Nevado del Ruiz. Solo hasta la mañana siguiente el país se enteró de la magnitud de una tragedia que ya había sido anunciada. Gran especial de Noticias RCN.

“Como  a las tres de la tarde le dije a mi mamá que estaba cayendo ceniza, ella me dijo que nos fuéramos para una parte alta, pero mi papá dijo que eso no pasaba nada”.

La  noche del 13 de noviembre de 1985, cuando el país apenas salía del horror de la toma del Palacio de Justicia, el volcán Nevado del Ruiz,  despertó de su largo sueño.  Ya en dos ocasiones había arrasado  a los pobladores de esta región en sus erupciones de  1595 y 1845. En la primera ocasión acabó con la vida de 600 personas, en la segunda 1.000 y en ésta la más grave de todas, sepultó a cerca de 23.000.

La avalancha se llevó los 52 barrios y las 70 calles del pueblo. Árboles, edificaciones, carros, y todo lo que encontraba a su paso su devorado por la furia del lodo, tierra y escombros, producto de la actividad volcánica que bajaron por las laderas del nevado a más de 60 kilómetros por hora.

Colombia se enteró de la tragedia en la mañana del 14 de noviembre cuando ya toda Armero estaba destruida. Los pocos sobrevivientes habían pasado una larga noche de frío, pero sobre todo de miedo. Los medios de comunicación  nacionales e internacionales se desplazaban hacía la población para cubrir un evento de la naturaleza, sin conocer a ciencia cierta la cara del horror con la que se enfrentarían.

Hasta ese momento, Armero  era una próspera región agrícola del departamento del Tolima, con el segundo volcán más activo de Colombia, superado solo por el Galeras.  En varias ocasiones el alcalde de la población así como expertos vulcanólogos y geólogos  habían expresado su preocupación por una nueva erupción, pero nadie valoró la importancia de las recomendaciones y dejaron  al aire el destino de la población.

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos la masa total de material expulsado, incluyendo magma, fue de 35 millones de toneladas y según datos del Journal of Volcanology and Geothermal Research,  la masa de dióxido de azufre expulsada en la erupción fue de aproximadamente 700.000 toneladas, el 2 por ciento  del total de material sólido, haciendo de ésta una erupción atípicamente rica en azufre.  Expertos colombianos afirmaron que la fumarola del volcán alcanzó  los 35.000 metros de altura.

Los daños causados por la explosión del Ruiz, fueron estimados en 7.000 millones de dólares, lo que representaba en ese momento  una quinta parte del PIB de Colombia para 1985. 20.000 personas resultaron damnificadas y cerca de 4.500 resultaron heridas.  Ningún organismo de emergencia estaba preparado para un desastre de tal magnitud. Los colombianos no despertaban aún del holocausto que había acabado con la vida de 12 magistrados y ahora enfrentaba la ira de la naturaleza que dejaba bajo el lodo las ilusiones de 23.000 ciudadanos. Cuando toda Colombia despertó, los armeritas habían tenido la peor noche  de sus vidas.

error: ¡El contenido está protegido!
Reparación de lavadoras en Bucaramanga